El “no” sumó un voto y ahora la mirada está en los ausentes e indecisos

En un extenso comunicado que también apuntó a diferenciarse del gobernador peronista de su provincia, el senador Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa) anunció este domingo que votará en contra de la legalización del aborto. En el sprint final del debate en el Senado, la decisión del pampeano parece consolidar al ala que rechaza la iniciativa.

Según las cuentas que hacen los antiabortistas, ese sector sumaría 35 votos, con lo que estarían más cerca de poder trabar su aprobación. “Tampoco nos sobra nada. No podemos estar tranquilos”, apuntó un senador “celeste”.

La mirada ahora está puesta en los senadores que podrían ausentarse de la sesión del próximo miércoles 8 y en el puñado de indecisos que aún siguen sin anunciar cómo votarán. En este último pelotón figuran Ángel Rozas (UCR-Chaco), José Alperovich (PJ-Tucumán), Inés Blas (PJ-Catamarca), Omar Perotti (PJ-Santa Fe) y Juan Carlos Romero (Frente Popular-Salta).

La neuquina Lucila Crexell adelantó, por otro lado, que se abstendrá.

El Senado está integrado por 72 senadores. En caso de que haya una ausencia (Catalfamo) y una abstención, para imponerse el sector a favor del aborto legal necesitará sumar 36 votos.

Pero el sector que rechaza la norma precisaría uno menos, solo 35. Es que en caso de igualdad, desempata la titular de la Cámara, Gabriela Michetti, quien anticipó que en ese escenario votará en contra.

Este lunes y martes habrá reuniones de los sectores a favor y en contra del aborto para definir sus estrategias.

Los activistas del “no” deben resolver algo táctico: ¿qué les conviene hacer este miércoles, día previsto para que se firmen los dictámenes? Algunos senadores proponen sacar un dictamen que tenga un breve enunciado a favor de “la vida” y un único artículo en el que se rechaza el proyecto aprobado por Diputados.

Fuente: Clarin