El Obispado y pastores evangélicos pedirán que se declare a los cultos “actividad esencial”

El Obispado y el Consejo de Pastores de San Luis solicitarán al Gobierno provincial que se declare a los cultos como “actividad esencial” y se permita la realización de ceremonias religiosas.

“Vamos a hacer una presentación para pedir ser atendidos desde el Gobierno, ya que no hemos sido consultados para tomar estas medidas y queremos pedir un espacio de diálogo para que se amplíen las posibilidades para el servicio de culto”, explicó el obispo Gabriel Barba, en un video difundido por el Obispado de San Luis minutos después que el Comité de Crisis detallara las nuevas restricciones que rigen en la provincia desde el sábado pasado.

La actividad religiosa fue una de las que se suspendió desde ese día, en el marco de las medidas para frenar la segunda ola de contagios de coronavirus que afecta al país y a la provincia.

Barba adelantó que en la reunión, si son recibidos por el Ejecutivo solicitarán que “se reconozca el culto como una actividad esencial ya que es fundamental a la integridad de la salud espiritual y corporal de las personas”.

El encuentro será solicitado por el Obispo y por el pastor Walter Berlo, presidente del Consejo de Pastores de San Luis.

Mientras tanto, el máximo representante de la Iglesia Católica en la provincia anunció que las parroquias y capillas permanecerán cerradas, aunque pidió a los sacerdotes continuar con las celebraciones de misa y transmitirlas a través de internet.

“La celebración de la misa se podrá hacer sin asistencia de fieles, a puertas cerradas. Les pido que las transmitan por las redes para que la gente pueda participar. Los demás sacramentos los van a tener que suspender hasta que lleguemos a nuevas posibilidades”, indicó en su comunicado.