El oficialismo podría aprobar la emergencia Covid si tiene quórum a la hora de votar

“Tenemos expectativas de que la ley se trate esta semana y que logre la sanción”, señaló este lunes en Página 12 el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en referencia al tratamiento del proyecto de emergencia Covid que cuenta con media sanción del Senado y que consiguió dictamen de mayoría el 10 de junio pasado en un plenario de comisiones de la Cámara baja.

Sin embargo, para ser tratado en la sesión de ese mismo jueves, necesitaba contar con una mayoría especial que no contaba, por lo que su tratamiento se postergó.

El propio presidente Alberto Fernández sugirió que eso sería la semana siguiente -la que pasó-, pero ya se descontaba que no habría sesión por no estar en Buenos Aires el presidente de la Cámara, Sergio Massa. Las posibilidades de que el proyecto llegue al recinto siguen atadas a que estén los votos para aprobar la norma deseada por el Poder Ejecutivo. La iniciativa otorga facultades especiales al presidente y los gobernadores para tomar medidas de acuerdo a la situación sanitaria, determinada por el número de casos de Covid-19.

Todo depende, como hemos dicho, de que los números estén. Y según los sondeos de parlamentario.com, no hubo alteraciones y el oficialismo sigue sin alcanzar el número necesario. Con todo, si convence a los dos diputados de Acción Federal, el riojano Felipe Alvarez y el santacruceño Antonio Carambia, podría estar en condiciones de cantar victoria.

Pasa que aunque no llegue al número clave de 129 votos, podría alcanzarle con llegar al menos a 127. Ese es el número que podría reunir la oposición, votando todos en contra. Dato clave: le falta a Juntos por el Cambio una diputada, la correntina Estela Mercedes Regidor Bellidone, cuya licencia fue extendida en la última sesión de Diputados hasta el 7 de julio, luego del escándalo que la involucró al ser acusada de quedarse con dinero del sueldo de sus asesores.

Veamos el voto a voto. En principio el oficialismo tiene garantizados los 117 votos del bloque que conduce Máximo Kirchner, a los que se suman los 6 que le garantiza el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, que preside el mendocino José Luis Ramón.

Le faltan entonces al oficialismo otros 6 votos, que los busca entre los 11 miembros del interbloque Federal. Allí solo tiene garantizados los 2 votos del bloque Justicialista, que corresponden a Eduardo “Bali” Bucca y Andrés Zottos. El primero firmó el dictamen del proyecto, en disidencia parcial.

En ese interbloque están los 3 diputados de Consenso Federal, pero el oficialismo no cuenta con ellos, habida cuenta de las diferencias expuestas por Graciela Camaño en el plenario correspondiente, en el que adelantó la presentación de un dictamen propio.

Los 4 diputados de Córdoba Federal adelantaron su postura contraria al proyecto, en tanto que desde el entorno del socialista santafesino Enrique Estévez aclararon que si bien el diputado considera que “se necesita un marco general”, no ha habido cambios en el texto, según lo aprobado en el Senado, así que así como está el proyecto, no lo van a acompañar.

Otra que adelantó su rechazo y firmó el dictamen de rechazo es la tucumana Beatriz Avila, quien se quejó por “el tratamiento exprés de una ley central para todos los argentinos”. Una postura similar tendría otro diputado santafesino: Luis Contigiani.

Por su parte, la neuquina Alma Sapag (MPN) ya adelantó que no acompañará este proyecto porque “altera las autonomías federales”, por cuanto “son las provincias quienes podrían delegarles facultades al Ejecutivo nacional, pero nunca se deben atribuir facultades no delegadas”.

De tal manera, y descontando el rechazo de los dos diputados de la izquierda, el oficialismo debería convencer a los dos diputados de Acción Federal, Felipe Alvarez y Antonio Carambia. Si estos dos últimos votaran a favor, al oficialismo le seguirían faltando 2 votos para los 129, más con 127 podría ser suficiente. ¿Por qué? Porque ese es el número que podría alcanzar toda la oposición presente y votando en contra, habida cuenta de que les falta la diputada Regidor.

De llegar a darse un empate, debería desempatar Sergio Massa. Este proyecto no necesita mayorías especiales para ser ley: alcanza con mayoría simple.

Pero también alcanzaría para el oficialismo que la oposición no alcanzara a estar completa a la hora de votar, por “convenientes” ausencias, o bien que algunos de los que adelantó que no votarán el proyecto oficial, se abstenga.

Eso sí: si todos los que han adelantado su rechazo se levantan a la hora de votar, quedaría sin quórum la sesión. Le alcanzaría al oficialismo con tener presentes por ejemplo a “los Ramones” y a los cordobeses, por citar un caso. Pasa que muchos han dicho ya que rechazan el proyecto de emergencia Covid, pero no han confirmado todos que no vayan a dar quórum.

San Luis 24 Redacción Buenos Aires

× ¿Te ayudamos?