El padre del turista asesinado en Mar del Plata reclamó bajar la edad de imputabilidad

Martín Mora discutió con tres adolescentes de 13 y 15 años cuando casi es golpeado por una bolsa de hielo que los jóvenes arrojaron desde un séptimo piso. Minutos después, lo asesinaron a puñaladas. Ahora, su padre pide que bajen la edad de imputabilidad.

En diálogo con TN, Luis, el papá de la víctima, expresó: “Me destruyeron la vida. Después de esa noche yo ya no era padre, era un ente caminando por la ciudad de Mar del Plata buscando justicia”.

En relación a la edad de los atacantes de su hijo, el hombre le pidió a los gobernantes que bajen la edad de imputabilidad para los autores del crimen “paguen lo que tengan que pagar”:

“Los diputados y senadores también tienen hijos y les importa tres caraj… porque sus hijos tienen seguridad”, sostuvo Luis y agregó que de parte del municipio no se acercó nadie a hablar con la familia. “No les interesa la vida de la gente acá”, manifestó.

Martín fue a pasar el fin de semana largo a su ciudad natal y a celebrar el día del padre con sus familiares. “Me entregaron a mi hijo en un cajón con 30 años recién cumplidos. Tenía proyectos, era una excelente persona, ¿porqué me lo arrebatan así?”, se preguntó Luis en medio del dolor.

Vecinos del edificio aseguraron que en el departamento donde se encontraban los tres menores y la mujer implicada siempre se vieron “cosas raras” y sostuvieron que se trataba de gente conflictiva. Incluso mencionaron que sospechaban que en ese lugar se vendía droga. “Toda la gente del edificio los denunció, están cansados”, agregó Luis.

 “Para la Justicia este va a ser un caso más pero yo me voy a encargar de que no quede en la impunidad”, expresó el hombre entre lágrimas y agregó que no pretende hacer justicia por mano propia: “Voy por la Justicia de verdad”.

La situación de los menores y cómo sigue la causa

Mientras Martín y su amigo caían heridos al piso los agresores se alejaron corriendo y volvieron a entrar al edificio. Una joven de 23 años, la única mayor de edad del grupo, le robó el celular a una de las chicas que acompañaba a las víctimas antes de seguir los pasos de sus compañeros.

Allí, en el departamento del séptimo piso que, según trascendió, pertenecía al tío de dos de los menores implicados en el hecho, la policía los encontró más tarde y detuvo a Marílyn Brisa Vera González, la joven de 23, y a tres adolescentes de 14 y 15 años.

Todos los involucrados fueron puestos a disposición del fiscal Marcelo Yanez Urrutia, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, que ordenó una serie de medidas aunque ya con la seguridad de que se trata de menores no punibles. En tanto Vera González fue conducida a la sede de Tribunales, donde se negó a declarar ante el fiscal de mayores en turno, Leandro Arévalo.

Los adolescentes fueron aprehendidos por los delitos de “homicidio agravado” y “homicidio en grado de tentativa”.

Fuente: TN