El personal de la UNSL será esencial para la vacunación contra el COVID-19

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) elevará al Gobierno provincial un listado con el personal docente y no docente que no fue vacunado todavía contra el coronavirus, para que se los incorpore al orden de prioridad para inmunizar, en función de lo esencial de la educación.

El rector de la casa de estudios, Víctor Moriñigo, mantuvo comunicaciones con el Ministerio de Educación de San Luis hablar sobre la anunciada prioridad de la educación en la vacunación provincial.

“Notamos que el plantel docente y nodocente había tenido un ritmo de vacunación aceptable, pero siempre teníamos la casuística de que eran abordados mas por el tema de la edad que por la cuestión esencial de la educación”, dijo Moriñigo.

La UNSL detectó que hay un porcentaje alto del personal de la UNSL que aun no se encuentra vacunado. Por eso se decidió hacer un censo de docentes y no docentes para confeccionar el padrón que será elevado a las autoridades provinciales.

“Repliquemos, ajustemos o recordemos al Gobierno de la Provincia que aquellas personas que estén inscriptas en el página oficial de San Luis por el tema de vacunación, será reforzado con un listado local que vamos a hacer llegar nosotros de manera digital entre el día miércoles y jueves para los docentes y el día lunes para el sector nodocente, para que podamos entrecruzar ambos listados y reafirmar esta priorización por el tema de educación”, explicó el Rector.

El censo docente se realizará a través de los tres (3) gremios: ADU, SiDIU y FEDUN. Los docentes no agremiados deberán anotarse en alguno de los tres canales propuestos.

“Es muy importante que se anote la totalidad de los/as docentes, hayan sido vacunados/as o no, porque nos va a servir para la priorización de la segunda dosis, en el caso de los/as que ya hayan sido vacunados/as”, remarcó Moriñigo.

El sector nodocente deberá completar el formato propuesto por APUNSL en el que deberán indicar si han sido o no vacunados, o si tienen solo una dosis.

Este “censo sanitario” permitirá además conocer si las personas mayores de 60 años que se tomaron licencias fueron vacunados. De ser así, se solicitará su regreso a sus puestos de trabajo a partir de agosto.

“Hemos acordado con el secretario General, Walter Merkis, iniciar un censo en función de la situación que ha acarreado esta pandemia, en donde tenemos que tomar decisiones en cuanto a algunas personas que están en una licencia larga en cumplimiento con decretos que nosotros vamos a seguir acatando, pero queremos identificar dónde están esas personas y con cuánto personal contamos de manera activa y durante el segundo semestre, quizás la UNSL va a iniciar políticas tendientes por ejemplo, a generar la figura de retiro voluntario”, concluyó el Rector.

× ¿Te ayudamos?