El Presidente ratificó que entre enero y febrero el Gobierno planea vacunar al 23% de la población

El presidente Alberto Fernández ratificó hoy que el Gobierno planea comenzar con la vacunación contra el coronavirus en “enero y febrero” y que estima inmunizar a 10 millones de personas para evitar así una posible segunda ola de la enfermedad en marzo. La cifra representa al 23% de la población.

En este sentido, ratificó que “sobre fines de diciembre” el país va a “contar con la vacuna rusa” Sputnik V en tanto que advirtió que se le dará prioridad a “al personal de la salud, de seguridad, y adultos mayores con enfermedades prevalentes”.

“Nuestra idea es vacunar a 10 millones de personas entre enero y febrero y eso nos dejaría llegar a marzo en una situación mucho más tranquila”, dijo el mandatario esta mañana en declaraciones a la radio online FutuRöck.

Para ello reiteró que se pondrá al frente del comando de vacunación, que integran los ministerios de Salud, Interior, Seguridad y Defensa, que se reunirá el próximo lunes para avanzar en la logística que requiere el proceso en todo el país.

“No es una tarea fácil por la infraestructura que exigen las vacunas”, dijo el Presidente y agregó: “Argentina tiene una capacidad de vacunación de aproximadamente 5 millones de personas por mes con lo cual podríamos vacunar 10 millones entre enero y febrero”.

En ese sentido, agregó: “Podríamos atravesar la segunda ola con entre un 60 y 70 por ciento de las personas vulnerables en términos médicos, vacunadas”.

“Además, en marzo podríamos contar con la vacuna de AstraZeneca. Ahí tendríamos 4,5 millones de vacunas más y así, hacia fines del mes, estaríamos vacunando a todos los que están en riesgo”, explicó.

Añadió que, si “logramos vacunar a todos, estaríamos bien porque para el resto de la gente (que no es población de riesgo) es una gripe molesta”.

En tanto, reiteró que el Gobierno tiene “avanzadas las negociaciones con absolutamente todos los fabricantes de vacunas” y detalló: “Tenemos un acuerdo con Oxford Séneca para producir en la Argentina, también tenemos una propuesta de Rusia que está avanzando muy bien y nos permitiría tener la vacuna sobre fines de diciembre”.

“Igualmente quiero aclarar que muchas veces los tiempos de pruebas se van corriendo pero todo indica que, sobre fines de diciembre, podríamos contar con la vacuna rusa”, insistió.

Por otro lado, sostuvo “nadie debe relajarse” ante la pandemia, aunque se atraviesen semanas consecutivas de caída de contagios y de que el virus vaya “cediendo”, y remarcó, en relación a la tasa de letalidad de la enfermedad, que el país se encuentra “dentro del promedio del mundo y por debajo del promedio de América Latina”.

“Conforme no estoy. Hubiera querido que nadie muriera”, dijo el mandatario pero destacó que “nunca se saturó el sistema sanitario por el enorme trabajo que hicimos”.

En ese marco, se quejó: “Escucho a algunos exministros que dejaron vencer vacunas que me explican cómo había que hacerlo. Son los que dejaron el sistema sanitario en situación calamitosa y no inauguraban hospitales para que la gente no sintiera que iban a los hospitales de Cristina (Kirchner). Son los que cerraron el Ministerio de Salud y ahora quieren explicarme cómo se hace; es como el colmo”.

Fuente: BAE Negocios