El primer ministro del Reino Unido se refirió en grandes terminó hacia Vladimir Putin

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, afirmó este viernes que el presidente ruso, Vladimir Putin, está logrando un progreso “lento” pero “palpable” en el Donbás e instó a un mayor apoyo militar para Ucrania, como la provisión de sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple.

“Creo que es muy, muy importante que no nos dejemos engañar por el increíble heroísmo de los ucranianos al hacer retroceder a los rusos desde las puertas de Kiev”, manifestó Johnson en una entrevista con Bloomberg.

Y siguió: “Me temo que Putin, a un gran costo para sí mismo y para el ejército ruso, continúa masticando terreno en Donbás, continúa haciendo un progreso gradual, lento, pero me temo que palpable”.

Luego indicó que “es absolutamente vital” continuar apoyando militarmente a los ucranianos. “Lo que necesitan ahora es un sistema de cohetes de lanzamiento múltiple, que les permitirá defenderse de esa brutal artillería rusa, y ahí es donde el mundo debe ir ahora”, reclamó.

Johnson también advirtió sobre los peligros de negociar con Putin y lo comparó con un cocodrilo. “¿Cómo puedes lidiar con un cocodrilo cuando está en medio de comerte la pierna izquierda?”, preguntó; al tiempo que subrayó: “(Putin) intentará congelar el conflicto, intentará pedir un alto el fuego mientras permanezca en posesión de partes sustanciales de Ucrania”.

Este viernes, Mykhailo Podolyak, asesor del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, publicó un video en su cuenta de Twitter en el que muestra el sistema ruso de lanzacohetes Solntsepek y las ojivas utilizadas sobre Novomykhailivka, en la región de Donetsk, acompañado de un texto en el que subraya que “Rusia ya usa las armas no nucleares más pesadas contra Ucrania, quemando a la gente”.

Este sistema, según explica la agencia ucraniana Ukrinform, es una mejora de un antiguo sistema de lanzacohetes múltiple ruso de 220 mm capa de utilizar ojivas termobáricas y que puede montarse en el chasis de un tanque.

“¿Quizás es hora de responder y darnos MLRS?”, se pregunta Podolyak, en alusión a los sistemas de lanzacohetes móviles de largo alcance, después de indicar que algunos socios de Ucrania no han querido facilitar ese tipo de armas por miedo a una escalada en el conflicto.

Su denuncia se produjo el mismo día en que la cadena de televisión estadounidense CNN ha anunciado que el Gobierno de Joe Biden se prepara para enviar a Ucrania ese tipo de armamento, más avanzado que el que ha estado proporcionando hasta ahora a las autoridades ucranianas.

Citando como fuente a funcionarios del Gobierno que no identifica, la CNN aseguró que la Administración Biden podría anunciar, tan pronto como la próxima semana, el envío a Ucrania de esos sistemas, conocidos como MLRS, por sus siglas en inglés, dentro de un paquete de asistencia militar más amplio para defenderse de la invasión rusa.

Otro de los lanzacohetes avanzados solicitados por las autoridades ucranianas a Estados Unidos y que podría empezar a enviarles Washington es el Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS), de la misma familia del MLRS, móvil, más ligero y que puede también lanzar cohetes de largo alcance.

Los lanzacohetes proporcionados hasta ahora a Ucrania tienen mucho menor radio de acción que los MLRS y que su versión más ligera, el HIMARS, que se disparan desde un vehículo y tienen un alcance máximo de 300 kilómetros, dependiendo del tipo de munición, lo que permitiría a los ucranianos atacar más fácilmente objetivos dentro de Rusia.

Fuente: Infobae