El recorte en Progresar afecta a estudiantes de la ULP

AUDIO: JUAN IGNACIO MERCADO (ESTUDIANTE DE LA ULP) {mp3}mercado05042018{/mp3}

 

AUDIO: SANDRA SOLIVELLAS (SECRETARIA ACADÉMICA DE LA ULP) {mp3}solivellas05042018{/mp3}

 

Las diferentes maniobras que aplica el Gobierno nacional para reducir el monto que se destina al plan de becas Progresar perjudica de manera notoria a los estudiantes de la Universidad de La Punta.

 

El programa está destinado a jóvenes de 18 a 24 años (extensible hasta los 30 años para los que eligen carreras “estratégicas”) para que puedan finalizar la educación obligatoria o para seguir una carrera universitaria o terciaria.

 

Abarca tanto a los alumnos de las universidades nacionales como a los de universidades e institutos provinciales, como el caso de la ULP.

 

Como ANSES ya no gestiona el programa – ahora está bajo la órbita del Ministerio de Educación -, su única función es facilitar la base de datos de los establecimientos que están incluidos dentro de las posibilidades de los alumnos beneficiarios.

 

De hecho, durante los años anteriores, muchos estudiantes de la ULP contaban con el ingreso económico dispuesto por el Gobierno nacional. Esa realidad cambió este año: la casa de estudios provincial no aparece en ANSES como receptora de becarios.

 

Por eso, un grupo de 200 alumnos inició una “junta de firmas” que tiene por objetivo solicitarle al rector, Fernando Salino, que tramite la inclusión de la ULP en la base de datos de ANSES.

 

Sandra Solivellas, Secretaria Académica de la ULP, aclaró que la casa de estudios “cumple con todos los requisitos de institución formadora para que los alumnos pudieran acceder; de hecho, otros años lo han hecho sin inconvenientes”.

 

La baja en el sistema, en realidad, obedece a un plan ejecutado por el Ministerio de Educación de la Nación que apunta a reducir la cantidad de beneficiarios, en función del presupuesto destinado a Progresar: para seguir beneficiando a todos los inscriptos necesita más de 17.000 millones de pesos, pero sólo recibirá este año 10.000 millones.

 

“Hemos atendido a cada uno de los estudiantes y encontramos un modo de subsanar de alguna manera, certificando a los alumnos su condición de regular y denunciando el CUE (Clave Única de Establecimiento)”, detalló Solivellas.

 

Las autoridades universitarias, al mismo tiempo, presentaron los reclamos correspondientes por la inhabilitación del establecimiento sin explicación por parte del “nuevo Progresar”, lanzado en enero por el propio Presidente Mauricio Macri.

 

“Esto no es una problemática de la Universidad sino del Ministerio de Educación. Nosotros somos como un puente y estamos a la espera de una solución”, remarcó Solivellas.

 

La funcionaria resaltó que desde ANSES la única respuesta que recibieron fue que “el trámite (para incluirse en el listado) es largo y que necesita del acuerdo con el Ministerio de Educación”.

 

“Nunca se nos mencionó que debiéramos ningún trámite. Para certificar una institución educativa todos tienen un CUE y nosotros lo tenemos”, sentenció.

 

Mientras tanto, los alumnos no pueden acceder al beneficio económico por estudiar y desconocen cuál será la resolución del conflicto.