El Senado rechazó el proyecto de legalización del aborto tras 17 horas de debate

El Senado rechazó por 38 votos contra 31 y dos abstenciones el proyecto de Ley de Interrupción del Embarazo que garantizaba aborto legal, seguro y gratuito. Tras más de 17 horas de sesión, la media sanción proveniente de Diputados finalmente no logró prosperar en la Cámara alta y fue bloqueada por la negativa de la mayoría de los parlamentarios. El tratamiento del proyecto, que involucró más de seis semanas de debate en el plenario de comisiones de Salud, Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales por los que pasaron más de 140 especialistas a favor y en contra de la iniciativa, deberá esperar hasta el año siguiente para regresar al debate.

 

Según narra ámbito.com, la iniciativa de Interrupción Voluntaria del Embarazo llegó al recinto con un revés. El tucumano José Alperovich, uno de los dos últimos indecisos, junto al santafesino Oscar Perotti, ingresaba al Palacio legislativo del brazo de su hija embarazada anunciando su voto negativo. Así, el “no” sumaba 38 las voluntades con las que finalmente concretó el rechazo. El sí obtuvo 31 votos de apoyo.

 

Al comenzar la sesión Perotti y a neuquina Lucila Crexell pidieron que se tuvieran en cuenta durante el debate sus proyectos de despenalización. Ambos necesitaban para tratarse, los dos tercios del pleno por no haber pasado por comisiones.

 

Con el correr de la tarde, quedó claro que no había voluntad política ni de los “celestes”, ni de los “verdes” para avanzar con este tratamiento, por lo menos en esta jornada.

 

Así las cosas, el proyecto fue tal cual llegó de la Cámara de Diputados, sin las modificaciones que proponían un sector de los “verdes” ya que no lograron las firmas para consolidarse en dictamen de mayoría en comisión.

 

Una de las voces más esperadas de la noche, llegó en la etapa de cierres. Si bien, Cristina de Kirchner no es jefa del bloque del FpV en el Senado -el líder es el neuquino Marcelo Fuentes-, fue la encargada de dar las palabras finales como representante de su espacio.

 

Los legisladores de San Luis Adolfo Rodríguez Saá y Claudio Poggi, se inclinaron por la negativa del proyecto mientras que Maria Eugenia Catalfamo, quien se posicionó a favor de la ley, no asistió al recinto debido a que esta cursando el octavo mes de embarazo.