El Senado tuvo su primera ronda de exposiciones sobre aborto legal

El plenario de las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado comenzó este martes con la ronda de exposiciones sobre la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que tiene media sanción y se votará en la Cámara alta el próximo 8 de agosto.

En una jornada sin sobresaltos y con poca concurrencia legislativa, se desplegaron las primeras argumentaciones a favor y en contra.

La primera oradora fue la secretaria general del sindicato de Amas de Casa, María Lucila “Pimpi” Colombo, quien ya en su participación en Diputados había dicho no estar ni a favor ni en contra de la ley. Aseguró que las mujeres “no deben ser penalizadas cuando practican un aborto”, aunque remarcó que no cree que el aborto “sea un derecho que tienen las mujeres y menos aún un derecho sobre su cuerpo”.

La expresidenta del Consejo Nacional de las Mujeres cuestionó igualmente que una mujer sea “maltratada y humillada” cuando recurre a un hospital con un proceso de aborto. Por otra parte, dijo que la media sanción de Diputados tomó “algunas” de sus “inquietudes” pero no “todas”, aunque advirtió que “la negativa no da ninguna respuesta a la realidad que vivimos las mujeres”.

A su turno, el rabino Fernando Szlajen señaló que “la veintena de definiciones de vida humana son siempre en grado y accidente, pero no en naturaleza y sustancia”. Asimismo, recordó que la Biblia, “base de nuestra civilización”, reconoce “la vida humana desde la concepción, hoy respaldado por la actual bibliografía embrionaria, biológica y genética”.

El primero de los expositores en manifestarse íntegramente a favor del proyecto aprobado en Diputados fue Pedro Cahn, representante de la Fundación Huésped, quien aseguró: “Nadie defiende más la vida que quienes pugnamos por el aborto legal”.

Cahn indicó que “tanto el HIV como el aborto están vinculados a los derechos y a la sexualidad” y consideró que “mirar para otro lado sobre un tema que existió, existe y existirá, es ser parte del problema”, ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay “25 millones de abortos clandestinos en el mundo cada año”.

Por su parte, la médica y psicoanalista Martha Rosenberg remarcó a los senadores: “Tienen la posibilidad de transformar el dolor en derechos, de eso se trata ser legislador, y claramente hace tiempo que las mujeres, niñas y adolescentes sufren la negación de derechos”.

Cerró el plenario la abogada constitucionalista María Angélica Gelli, quien aseguró que el título del proyecto aprobado en Diputados “no describe la realidad, porque lo que hay en la ley no es una interrupción del embarazo, sino una supresión del embarazo”.

Por parte de San Luis los senadores que van a participar de las audiencias serán Adolfo Rodríguez Saá de la comisión de Asuntos Constitucionales y María Eugenia Catalfamo (Salud).

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires