El Tesoro empieza a vender los dólares del FMI y la City cree que se podría ir al piso

La semana que comienza será clave para el dólar. Después de haber cedido -en el mercado mayorista- 1,75 pesos en las últimas cinco ruedas, se empezará a activar la venta de divisas del Tesoro (prestadas por el FMI) vía subastas que realizará el Banco Central como agente financiero del Tesoro.

 

A la mayor oferta que se estuvo viendo por parte del campo se le sumarán los u$s60 millones diarios que volcará Hacienda, algo que llevaría al dólar a tocar el piso de la zona de no intervención.

En el mercado financiero se cree que es muy probable que el tipo de cambio siga perdiendo posiciones. “Sería natural que lo veamos testeando el piso e incluso no sería extraño que el Banco Central tenga que salir a comprar divisas durante abril o mayo”, decían desde un banco extranjero.

 

De todas formas, la baja de la semana pasada ya había dejado al billete cerca de ese piso. El mayorista clausuró el viernes en $42,18 y el piso de la zona de no intervención es actualmente de $39,66 (al cierre de ese mismo día).

 

Según se comprometió el Gobierno en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), estas subastas diarias -de hasta u$s60 millones- continuarán hasta fines de noviembre por un total de u$s9.600 millones.

 

“La realidad es que no hay pesos para dolarizar y ahora que hay más oferta esa falta de pesos se va a hacer sentir cada vez más”, decía una altísima fuente del Central a iProfesional.

 

vemos espacio para apostar tácticamente en favor de una apreciación real”, afirman.

Para Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de Eco Go, lo que viene ahora es la expectativa de que la venta de dólares del Fondo y la cosecha mantenga la tranquilidad cambiaria en los próximos meses. Esto, incluso, a pesar de que el mercado “te baja el pulgar por la contienda electoral y la incertidumbre que genera”.

 

La economista dice que algo de esas expectativas de que habrá más oferta se estuvo viendo en los últimos días con la baja del billete verde.

“Lo que se está visualizando es que habrá más oferta pero será transitoria y en cuotas. Suavizarán la dinámica pero sin capacidad de que el BCRA pueda sorprender al mercado”, resalta.

Dal Poggetto vaticina un par de meses con un mercado cambiario más tranquilo pero la incógnita es ver dónde se estabilizan los precios de la deuda.

 

En ese sentido, parte importante del equipo económico que estuvo en Washington intentó llevar tranquilidad a los inversores con respecto al futuro de la Argentina.

Según trascendió, en el cara a cara con los inversores, a los hombres del Gobierno les fue relativamente bien. “(Nicolás) Dujovne tuvo una exposición sólida. Le tocó después que el ministro de Finanzas de Turquía y fue el día y la noche. Le fue mucho mejor a Dujovne, habló muy bien”, comenta a iProfesional un asistente al evento organizado por el JP Morgan.

 

En el mismo evento, pero fuera de los micrófonos, Roberto Cardarelli -el encargado del caso argentino en el Fondo- le transmitió a los inversores del JP Morgan que “la situación económica en el país está mejorando y que la deuda es sostenible”, relató también uno de los participantes.

Pero la preocupación del mercado, y la misma dinámica, podría cambiar abruptamente. Lo que bajo otras circunstancias podría ser “un veranito cambiario” está en dudas.

 

Esa incertidumbre fue reflejada en las últimas horas por el fondo Franklin Templeton, aquél que compró deuda argentina y perdió pero que sigue “apostando” al macrismo.

En su último paper dijo que los niveles de riesgo país elevados “indican la preocupación de los inversores sobre la sostenibilidad de la deuda soberana”.

 

“Se espera que el país permanezca en una relación prolongada con el FMI, con lo que parece inevitable una renegociación del acuerdo stand-by”, dice el fondo de inversión, teniendo en cuenta los pagos que tendría que afrontar el país en 2021 con el organismo (algo imposible de pagar).

 

 

Fuente: Iprofesional

 

× ¿Te ayudamos?