Empleada de la Municipalidad de La Punta denuncia que fue despedida por persecución ideológica

AUDIO: LUZ VARO (EMPLEADA DENUNCIANTE)

{mp3} varo13112019{/mp3}

 

La empleada municipal de La Punta que fue despedida tras denunciar ante INADI que sufría persecución ideológica en su trabajo en la comuna, Luz Varo, mantiene su lucha en dos frentes para lograr un resarcimiento por el perjuicio económico que sufrió, pero también para “limpiar mi buen nombre y honor”.

Luz, Licenciada en Comunicación, denunció el 2 de agosto ante el organismo nacional diversas situaciones que le tocó vivir en la Municipalidad desde el 2015, “por una situación de hartazgo”, y desde ese momento el panorama fue aún peor: en primer momento, la suspendieron si goce de haberes y, luego, le iniciaron un sumario administrativo y la echaron.

Como consideró que las razones para el despido no están vinculadas con su desempeño sino con una persecución iniciada por las autoridades contra ella, decidió concurrir a la Justicia para que se revea la medida tomada por la Comuna.

Varo presentó en el INADI una serie de audios que le enviaba su jefa, María Lorena Domínguez, en los que le “pedía” una serie de trabajos que nada tenían que ver con su función. “He tenido que ir a buscar a los hijos del intendente (Martín Olivero) a la escuela”, describió.

Antes, la mujer fue enviada a trabajar a una oficina de la planta potabilizadora del Municipio que solo tenía un escritorio y sin ninguna función específica. Más tarde volvió al Juzgado de Faltas y también estuvo en otras dependencias. “Anduve boyando por todas partes”, indicó, en declaraciones al programa SanLuis24 Radio.

El “motivo” utilizado para su suspensión y su posterior despido fue una situación ordenada por el Ejecutivo, cuando el intendente era Darío Rosas Curi. El jefe municipal determinó que se iba abonar un “adicional por título” a los empleados que tuvieran “secundario, terciario y universitario o equivalente”. En ese equivalente, lograron percibir ese plus trabajadores sin título. Varo fue una de ellas.

El secretario de Hacienda de la Municipalidad, Gustavo Bertolini, fue quien inició el sumario administrativo contra Varo y, además, declaró como testigo en el juicio. Bertolini es el marido de la jueza de Faltas, a quien la empleada acusó ante el INADI.

“Sabemos cómo es la Justicia, esto puede tardar años. Pero estoy buscando salvar mi buen nombre y honor. Además, hay muchos compañeros que están sufriendo este tipo de persecución”, contó Varo.