Empleada municipal de Estancia Grande denunció al intendente Reynaldo Pastor por acoso sexual

Una joven de 20 años que trabajaba desde hace dos meses como empleada de la Municipalidad de Estancia Grande denunció al intendente de esa localidad – su jefe – por acoso sexual.

La trabajadora relató, en una exposición que hizo en el Destacamento Policial N°17 de El Durazno, que el 13 de noviembre debía ordenar ropa en el sector de costura del edificio municipal, como parte de las tareas le asignó una mujer llamada Doris Guevara.

La joven se dirigió al lugar y se encontró con otro empleado, identificado en la denuncia como “Cacho”, quién le indicó que ropa debía ordenar y la dejó sola en el lugar. En ese momento, que la denunciante refiere eran entre las 10 y las 11 de la mañana, se hizo presente el intendente de Estancia Grande, Reynaldo Pastor, quien le preguntó si había visto a “Cacho”. La chica le indicó que se había retirado momentos antes.

Pastor, según la exposición, ingresó a una pieza del mismo sector y llamó a la empleada “para hacerle una pregunta”. Pero cuando la chica ingresó al lugar, el intendente la tomó de las manos y le dijo que tenía “un regalito” para ella y le dio un billete de mil pesos.

El jefe municipal le dijo que, a cambio del “regalito”, ella debía entregarle algo. En ese momento, la joven afirma que Pastor se le acercó, la abrazó e intentó besarla. La denunciante refiere que pudo soltarse y Pastor le pidió que se sentaran a hablar.

En esa charla, que en realidad fue un monólogo, el intendente le dijo que sabía que tenían una diferencia de edad importante pero que eso “no impedía que pudieran tener una relación” y la invitó a “pensar” la propuesta.

La joven, pese a la situación, continuó sus tareas hasta terminar su horario y se retiró. Al día siguiente presentó la renuncia en la Municipalidad y la denuncia en la Policía.

En su presentación, la denunciante señaló que su madre fue a hablar con el intendente, quien le aseguró que pediría las disculpas correspondientes. Pero la ahora ex empleada de limpieza del Municipio “no quiere volver a cruzarse con Pastor por temor a lo que le pueda pasar”.