Empresa de telefonía deberá indemnizar por “trato indigno”

No contar con telefonía y servicio de Internet en estos tiempos acarrea sufrimientos, y la Justicia reconoce que ello “afecta profundamente la tranquilidad, actividad diaria y rendimiento de cualquier persona”.

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia, Chaco, confirmó una demanda contra Telecom Argentina SA por los daños que sufrió un cliente ante la demora en la instalación de la línea telefónica e internet en su nuevo domicilio. Nueve meses estuvo sin el servicio.

El Tribunal confirmó la sentencia de primera instancia que había hecho lugar al reclamo por los daños y perjuicios sufridos porque la empresa demoró el cambio de la línea telefónica y la instalación de Internet en el nuevo domicilio del demandante.

TRATO INDIGNO

Según el fallo, el actor fue víctima de un “trato indigno” por parte de la empresa, que deberá abonar una indemnización de 450 mil pesos.

Es que en el expediente se acreditaron las reiteradas peticiones de la demandada para que le reconectaran su línea telefónica comercial y el servicio de Internet en el nuevo domicilio.

“Se evidencia en autos el derrotero de reclamos al que se vio sometido el actor tanto en el plano administrativo como en el judicial, los cuales asumen importancia superlativa, en orden a la aplicación del daño punitivo por violación al derecho al trato digno”.

“Incluso, luego de las intimaciones formuladas por el organismo Enacom, la demandada continuó sin asumir una conducta diligente y responsable frente al accionante”, concluyó la Cámara.

El fallo consideró “debidamente acreditado el incumplimiento de la demandada y las molestias que ello generó en el accionante, quien debió acudir a un organismo de contralor para obtener el reconocimiento y resarcimiento de sus derechos vulnerados, puesto que la empresa demandada no le brindaba soluciones aptas ni explicaciones o información transparente y útil”.

Los jueces Diego Gabriel Derewicki y Fernando Adrián Heñin resaltaron que el cliente sufrió “innumerables molestias, afectación a sus sentimientos por falta de trato digno y los padecimientos que implica no contar con el servicio de telefonía e Internet que afectan profundamente la tranquilidad, actividad diaria y rendimiento de cualquier persona”.

Fuente: Justicia de Primera

× ¿Te ayudamos?