En 2017, el aumento salarial docente de San Luis fue uno de los pocos que le ganó a la inflación

En 15 de los 24 distritos del país, los docentes perdieron poder adquisitivo en 2017, según los datos del Ministerio de Educación de la Nación. En promedio, los educadores argentinos lograron aumentos casi un 2 por ciento menos que la inflación del año pasado.

Las cifras oficiales muestran que un docente argentino ganó en diciembre último, en promedio, 17.124 pesos. Esta cifra significó un aumento del 22,7% con respecto al mismo mes de 2016, mientras que la inflación llegó al 24,8% según el INDEC.

La mayor pérdida se dio en Santa Cruz (el salario de los maestros aumentó 7,5% entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017), Tierra del Fuego (13%) y Chaco (14%), todas gobernadas por dirigentes del Partido Justicialista (PJ). Además, los salarios de los docentes de la Provincia de Buenos Aires (22%) y los de la Ciudad de Buenos Aires (21,5%), los principales distritos gobernados por Cambiemos, también perdieron poder adquisitivo en 2017, informó el portal Chequeado.com.

En la otra punta, las provincias donde los maestros recibieron más aumentos en el último año fueron San Luis (33%), La Rioja (32%) y Santiago del Estero (29%), cuyos gobernadores son Alberto Rodríguez Saá (PJ), Sergio Casas (PJ) y Gerardo Zamora (Frente Cívico por Santiago), respectivamente.
Los datos surgen de la Coordinación General de Estudios de Costos del Sistema Educativo (Cgecse), que depende del Ministerio de Educación de la Nación. En todos los casos se trata de la remuneración bruta de un maestro de grado con diez años de antigüedad, por una jornada simple de cuatro horas de clase.

Analizar la variación del salario real docente -es decir, la diferencia entre la evolución del sueldo y la inflación- en toda la gestión de Cambiemos es más difícil, porque, debido a la emergencia estadística, el INDEC no calculó la inflación para 2016. Si para los meses en los que el instituto oficial no publicó la inflación se toma el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que confeccionó el Banco Central en base a datos provinciales, en 16 de las 24 provincias los salarios reales de los docentes cayeron entre diciembre de 2015 y diciembre de 2017.

Así, en promedio, en todo el país los docentes perdieron cerca de 1,5% de su salario real. Las diferencias entre las provincias son muy claras: mientras en Tierra del Fuego los docentes perdieron cerca de 20% de poder adquisitivo en estos dos años, en San Luis los maestros ganaron alrededor de 13 por ciento.