San Luis 24 Noticias

En el marco de la pandemia subieron las consultas sobre las cremaciones en San Juan

Con el avance del coronavirus muchas cosas cambiaron en la provincia. Desde el Gobierno de San Juan, hace unas semanas informaron cómo es el protocolo para despedir a los muertos de Covid-19 y desde ese momento las consultas al crematorio del Cementerio Municipal de Rawson aumentaron. Es que, esta es una de las opciones más recomendadas en el marco de la pandemia. “La gente consultó más en las última dos semanas. Antes, recibíamos una consulta diaria, pero ahora hay días que tenemos hasta 4 consultas”, dijo Pedro Fernández, el director del Cementerio rawsino y comentó que una de las primeras preguntas que hace la gente es el costo del servicio.

El protocolo que compartieron las autoridades sanitarias de San Juan dice: “El destino final de un cadáver -con coronavirus- puede ser la inhumación o preferentemente la incineración, en las condiciones habituales”. Es que, estudios internacionales indican que las cenizas no contagian el virus. Esta información hizo que muchos comenzaran a preguntar en qué consiste este procedimiento, cómo se realiza y qué costos tiene. “Es un procedimiento muy sencillo y muchas personas no tiene conocimiento de cómo se realiza. Ahora, en los últimos días, notamos que hay más dudas por lo que se habla mucho del tema. En San Juan somos muy tradicionales y aún no tenemos la costumbre de la cremación”, explicó Fernández y dijo que incluso recibieron consultas de adultos mayores que quieren saber cómo deben hacer sus familiares para cremarlos, cuando fallezcan. En este sentido, dijo que el poco conocimiento que hay sobre el crematorio, incluso al comienzo de la pandemia se informó que la única posibilidad de cremación era viajar a Mendoza, hace que en el cementerio se incinere un cadáver por día, en promedio.

El procedimiento

Sobre los costos de la cremación Fernández dijo que es trámite sencillo y que ellos cobran $12.000 por la incineración, pero que la familia del fallecido debe pagar otros gastos, como el traslado del cuerpo desde la morgue, por ejemplo, hasta el crematorio. A pesar de que el cuerpo se cremará debe ir en un ataúd. Sobre estos servicios, traslado y cajón para el fallecido, desde el Servicio Fúnebre Municipal de Capital dijeron que cuesta desde $18.600 (el más económico, sencillo y estándar), mientras que desde algunas funerarias privadas comentaron que el traslado y el ataúd más básico tiene un costo que va desde los $38.000 dependiendo de la empresa con la que se quiera hacer el traslado.

“El cuerpo tiene que llevar al menos 6 horas de fallecido para poder cremarlo”, dijo Fernández y comentó que la solicitud de cremación la debe pedir un familiar directo, que acredite el vínculo y debe estar acompañado de dos testigos. “Entre la gente del cementerio y de la cochería que se encarga de hacer el traslado se acuerda los horarios disponibles para el crematorio. El familiar sólo debe esperar a que le entreguemos las cenizas”, dijo y además las cenizas son entregadas a las 12 horas, aproximadamente.

Protocolos y ayuda

Hace unos días desde el Gobierno dijeron que asistirán a las familias de víctimas fatales que no cuenten con ninguna cobertura social y tengan que cumplir con el protocolo de traslado de fallecidos. Dijeron que, para solicitar el servicio fúnebre por personas fallecidas por coronavirus, deberán comunicarse con la Dirección de Asistencia Directa al 4306042 o al 430 7279. En este mismo contexto, desde Salud agregaron que no habrá chance de que las familias puedan despedirse, pues mueren en aislamiento y los cadáveres irán del hospital al cementerio o a un crematorio.

Con tarjeta de crédito

Desde Rawson dijeron que la cremación se puede pagar en efectivo o con tarjeta. Para más información hay que ir a la administración del cementerio, en Doctor Ortega y Meglioli.

Servicios Municipales

Los servicios fúnebres municipales pueden ser usados por personas de todos los departamentos y son un poco más económicos que los de los privados. Incluso en ocasiones son gratis.

Fuente: Diario de Cuyo