En julio volvieron a caer el empleo y el poder de compra de los salarios

En julio cayó en 11.900 personas con respecto a junio el empleo registrado o “en blanco” y el salario de los asalariados, descontada la inflación, retrocedió el 6,1% con relación a un año atrás.

Los datos son de la Secretaria de Trabajo y Empleo y marcan que en los primeros siete meses de este año la cantidad de ocupados disminuyó en 129.800 personas. De esa manera se fue diluyendo el mayor empleo que se generó durante 2017 y ahora el dato de julio indica que hay 41.300 empleos registrados más que en julio de 2017 cuando en diciembre de 2017 se contabilizaban 284.000 más que en diciembre de 2016.

Al dar a conocer el Informe oficial , Tomas de Anchorena, coordinador de la Dirección de Estudios Macroeconómicos y Estadísticas Laborales, señaló que “estamos pasando meses difíciles en cuanto a actividad y empleo y la actual tendencia va a continuar cuando se conozcan los registros de agosto y septiembre”. Y agregó que la Encuesta de Indicadores de Laborales (EIL) marca “que las expectativas empresarias de tomar más gente son muy bajas”.

Esa Encuesta arroja que el empleo registrado está cayendo a una tasa del 2,2% anual, en base a lo que pasó en los últimos 7 meses. Un año atrás crecía al 1,5% anual. Además, la mayoría de las empresas prevé mantener sus dotaciones actuales pero son más las que prevén achicar el personal que incorporar nuevos trabajadores.

Eso se refleja en lo que se conoce como “tasa de entrada” que representa la proporción de nuevos trabajadores que incorporan las empresas con relación a la dotación total . En lo que va este año se ubica en el 1,9% mientras la “tasa de salida” ( por renuncias o cesantías) es del 2,1%.

De la EIL se desprende que en agosto hubo un descenso mensual del empleo “en casi todos los aglomerados relevados”, con variaciones mensuales y anuales negativas en el Gran Buenos Aires y en la mayoría de las regiones del interior del país.

El Informe precisa que en julio aumentó el empleo registrado entre los Monotributistas y el personal de Casas Particulares, mientras disminuyó entre los asalariados del sector privado, los autónomos, los monotributistas sociales y los empleados públicos.

De los asalariados privados la novedad es la caída del empleo en la construcción ( -2.200) cuando había sido un sector muy expansivo. La industria manufacturera disminuyó en 3.400 empleos, constituyendo la rama de actividad con mayor destrucción de puestos de trabajo ( -27.900 en los últimos 12 meses). Comercio tuvo una pérdida de 1.300 ocupados, enseñanza ( -1.900) mientras registraron más empleos algunas ramas de servicios como servicios comunitarios y sociales (+3.100), hoteles y restaurantes (+3.500) y actividades inmobiliarias y empresariales (+ 500).

 

Fuente: Clarín

× ¿Te ayudamos?