En Madrid terminó el ciclo de Guillermo Barros Schelotto en Boca

La decisión estaba tomada desde hace tiempo. Incluso en el receso, en la pretemporada en Estados Unidos, en la cabeza de Guillermo Barros Schelotto estaba la idea de un cambio de aire para 2019. Claro que había una Copa Libertadores en el camino, su gran objetivo del año, y por eso corrió su situación personal de la escena. Pero ahora es un hecho: el Mellizo no renovará su contrato con Boca.

 

Habrá una reunión con Daniel Angelici (¿sucederá un sismo político en la Comisión Directiva a un año de las elecciones en el club?) y se darán la mano. Y Boca buscará un nuevo entrenador para encarar el 2019 y perseguir el tricampeonato de la Superliga e ir otra vez por la Copa.

 

La danza de nombres empezará y el presidente se tomará días para consultar y definir. Pero el de ayer en Madrid fue el último encuentro de Guillermo como DT de Boca, donde conquistó dos títulos locales de manera consecutiva. Sus números contarán 115 encuentros dirigidos, con 62 triunfos, 30 empates y 23 derrotas. La de ayer, la más dolorosa de todas.

 

“Hay que felicitar a River que es el campeón y ganó la Copa”, fue el primer mensaje que envió Guillermo, con la voz alicaída y visiblemente golpeado por la caída en su segundo intento por quedarse con esa Libertadores que lo obsesionó.

 

Fuente: Olé