En medio de cánticos y aplausos, comenzó la peregrinación a la Virgen de Luján

Miles de personas, en su mayoría jóvenes y grupos familiares, partieron a las 10:00 de la parroquia de San Cayetano en el barrio porteño de Liniers, hacia el Santuario de la Virgen de Luján en la edición número 48 de la Peregrinación Juvenil.

En ese clima festivo, la imagen de la “madre de Luján” salió de la parroquia acompañada de rezos y al grito de “Viva María!, que no nos deje solos que la vamos a acompañar”, en una jornada soleada y primaveral.

Mientras los peregrinos acompañaban a la imagen de la virgen por la calle Cuzco, donde está San Cayetano, en dirección a la avenida Rivadavia, el obispo de la Arquidiócesis de Devoto, Juan Carlos Ares bendecía a los fieles en la calle.

Acompañados de una bandera con el nombre “puertas abiertas del Hogar de Cristo”, un grupo de jóvenes cantaban en la puerta de la parroquia y aplaudían minutos antes de iniciar la caminata que concluirá el domingo en Luján.

Esta edición de la tradicional peregrinación a Luján se realiza bajo el lema “Madre, míranos con ternura, queremos unirnos como pueblo”.

Antes de iniciar la caminata, los peregrinos participaron de una misa que comenzó a las 9 y fue seguida tanto dentro como fuera del Santuario de San Cayetano, en Cuzco 158, donde se congregó una multitud.

Este año, la diócesis de Morón será la encargada de trasladar la imagen religiosa a lo largo del camino, mientras que el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, presidirá la tradicional misa el domingo a las 7 en la Plaza Belgrano, frente a la Basílica de Luján.

Con información de Télam