En septiembre el consumidor pagó 5,14 veces más de lo que cobró el productor

La brecha de precios entre origen y destino de los productos agropecuarios bajó 7,1% en septiembre. Es el segundo mes consecutivo que se reduce. El consumidor pagó en góndola 5,14 veces más de lo que recibió el productor en la puerta de su campo. Para los productos agrícolas la brecha cayó 7,4% a 5,52 veces, y para los ganaderos bajó 5% a 3,62 veces. Limón, zanahoria, manzana, lechuga, naranja y pera fueron los productos con más brecha. Huevo, cebolla y pollo, los de menos.  

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios bajó 7,1% en septiembre y acumula una caída de 12,6% en dos meses. Así, en promedio, los consumidores pagaron 5,14 veces más de lo que cobró el productor.

El zapallito, la pera, el pimiento rojo, la berenjena y la papa fueron los principales productos que explican la mejora en la brecha.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 500 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

En septiembre, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5,52 veces, 7,4% menos que en agosto.

El IPOD ganadero en tanto, bajó 5%, ubicándose en 3,62 veces, y alcanzando el valor más bajo del último año.

En general, la caída de la de la brecha de los últimos dos meses responde a la mejora en los desembolsos al cosechador o ganadero, y a la menor cantidad de productos con diferencias muy altas.

En tanto, los productos con mayores brechas en septiembre fueron: el limón, donde el precio se multiplicó por 9,41 veces desde que salió del campo del productor, la zanahoria con una multiplicación de 8,13 veces, la manzana roja con 7,8 veces, la lechuga con 7,7 veces, y la naranja con 7,2 veces.

Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: el huevo, donde el consumidor pagó apenas 2,2 veces más de lo que recibió el productor, el pollo con 2,54 veces, la cebolla con 3,34 veces, la acelga con 3,75 veces, y el tomate redondo con 4,1 veces.

En general, con la excepción de la acelga que suele tener mayor volatilidad en sus precios tanto de origen como de destino, la brecha de estos productos suele sostenerse en valores similares durante todo el año.


lEn septiembre hubo aumentos en los precios de destino de 15 de los 25 productos relevados, que además de cuestiones estacionales se explican por el incremento en los costos de producción y comercialización.

De la misma manera, los precios al productor subieron en 15 de los 25 productos.

 

El IPOD es un indicador elaborado por el sector de Economías Regionales de la CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio, y época del año.

En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diferentes actores del mercado, básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante en el mercado. Otros son factores comunes como la estacionalidad, que afectan a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires



× ¿Te ayudamos?