Ensalada colorida de lentejas y ricotta

Los colores, los sabores y los nutrientes  hacen de esta ensalada colorida de lentejas y queso ricotta una excelente opción. En la actualidad es tendencia el reconocimiento de los beneficios de consumir legumbres. Son muy ricas desde el punto de vista alimentario y económicas en cuanto al coste.

Disponer de recetas variadas, adecuadas a cada estación, es una forma de integrarlas a la dieta. Las lentejas se prestan para un sinfín de combinaciones que enriquecen el plato y matizan los sabores.  Van bien en platos calientes, como guisos y cazuelas, pero también se lucen en las ensaladas.  Se cocinan fácilmente y tienen un sabor tan suave que no ofrece resistencias a casi ningún paladar.

Desde el punto de vista nutricional, las lentejas realizan un importante aporte de hierro, fundamental para el equilibrio de los glóbulos rojos de la sangre. Es un anti anémico de primera línea. Además, son muy ricas en ácido fólico, potasio y magnesio, especialmente necesarios en las mujeres embarazadas.  Pocos alimentos tienen este potencial.

 Por su parte, el queso ricotta agrega a la ensalada proteínas y mucho calcio. Es un producto bajo en grasas y en sal. Su textura granulosa acompaña perfectamente a las lentejas.  En esta receta se incorporan vegetales, fuentes de vitaminas y de color que hacen muy agradable el plato al paladar y a la vista.

Vamos a la receta con la que crearás una deliciosa y nutritiva ensalada colorida de lentejas y queso ricota.

Ingredientes

  • 2 tazas de lentejas. En emergencia se pueden usar las de lata, de conserva, aunque lo mejor es cocerlas.
  • 250 gramos de queso ricota
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolleta
  • Jugo de medio limón
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Aceto balsámico
  • Curry en polvo (opcional)
  • Sal

Preparación

  1. Hervir las lentejas unos 40 minutos. Si se usan lentejas peladas, llevará menos tiempo de cocción. Hay que tener cuidado de que no se deshagan. Colar y reservar.
  2. Rallar la zanahoria con rallador grueso.
  3. Cortar la cebolleta y los pimientos en juliana muy fina.
  4. Cortar y trocear con la mano la ricota. Deben quedar trozos de aproximadamente 1 cm.
  5. Para preparar el aliño se mezcla el jugo de limón, un poco de aceite y de aceto, sal y si se desea, una pizca de curry.
  6. Integrar las lentejas, los vegetales y la ricota. La ensalada se puede montar en una ensaladera o directamente en los platos. La segunda opción permite una presentación más cuidada y evita que los productos se rompan demasiado.
  7. Rociar con el aliño y estará lista para saborear.

Como ves, es una receta muy sencilla, que se prepara en pocos minutos. Puedes anticipar el hervido de las lentejas y tenerlas ya cocidas en el refrigerador para el momento de servirla.

Fuente: OkDiario