Entre la incertidumbre, el Gobierno sabe que necesita más de un perdón del FMI

La reestructuración y las figuras que conformarán el Gabinete nacional fueron motivo de múltiples y diversas versiones -y operaciones- durante todo un domingo que será recordado como uno de los más caóticos en materia informativa. La misma incertidumbre y sobresaltos que tuvieron los argentinos el jueves pasado por la situación cambiaria, con el dólar desatado, se vivió hoy en el plano político, con un inusual desfile de nombres como potenciales ocupantes del previsiblemente recortado equipo ministerial.

De esta forma, el Gobierno retomará el martes las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional en una posición particularmente débil. No sólo deberá solicitar una reformulación del programa acordado a partir de los incumplimientos incurridos a tan sólo un par de meses después de su inicio, sino que lo hará en un contexto de revuelo político dentro de la coalición gobernante. Tal vez como único descargo pueda argumentar que los errores de no fueron exclusivos de la Argentina, ya que los técnicos del FMI también fallaron en el diagnóstico y los instrumentos.

Un estrecho colaborador del ex presidente del Banco Nación y amigo del presidente Mauricio Macri señaló a ámbito.com que, en materia económica, “hay una tarea en marcha que tiene que ser completar el actual equipo”, descartando de esta forma el desembarco, al menos en lo inmediato, de Melconian en el Gabinete. En medios oficiales se hacen distintas lecturas. Unos deslizan que Melconian habría puesto condiciones para hacerse cargo de las riendas de la economía que no fueron aceptadas por Macri.

En este sentido, los primeros adelantos de las consultoras privadas hablan de un rango de inflación que tranquilamente puede situarse entre el 5 y el 7% en septiembre, tornando ilusorio al techo de 32% anual acordado con el Fondo. Las previsiones privadas resultan inciertas en medio de la turbulencia cambiaria, pero ya se está hablando de una inflación anual en el rango del 35 al 40% hacia diciembre.

También se señala en este acuerdo, el compromiso de ajustar hasta 8 % los pagos en salarios del sector público para el período junio 2018 – junio 2019, una meta que choca de frente con una inflación que supera el 30% anual.

 

Fuente: Ambito

× ¿Te ayudamos?