Enviaron a la cárcel al motociclista que atropelló y mató a otro en Quines

Diego Armando Olguín fue trasladado al Servicio Penitenciario provincial tras ser procesado por “homicidio en accidente de tránsito agravado”. El hecho que derivó en su detención, primero, y encarcelamiento, ahora, ocurrió en Quines la madrugada del 27 de mayo cuando el imputado embistió con su moto a otro rodado en una esquina del pueblo provocando la muerte de Franco Matías Pereira Morán, de 18 años.

 

La víctima iba de acompañante en la moto que manejaba su amigo Jorge Arce. Olguín –según el auto de procesamiento que dictó la jueza penal Virginia Palacios- conducía a alta velocidad su Motomel 150 centímetros cúbicos, alcoholizado y tras impactar en una esquina del pueblo al otro rodado se dio a la fuga.

 

En este punto, en el de la fuga, la jueza cimentó su decisión de procesarlo con prisión preventiva. Además tuvo en cuenta que se suma otra particularidad de riesgo procesal: al tratarse de una localidad pequeña, Olguín puede influir en los testigos que todavía tienen que declarar en la investigación.

 

Otro elemento de peso para el encarcelamiento fue que Olguín ensayó como defensa poner a la joven que esa madrugada lo acompañaba en la moto en el lugar del conductor. Erica Dayana Díaz, de 23 años, iba en la parte trasera de la moto.

 

El delito por el que fue procesado está previsto en el artículo 84 bis del Código Penal, primer y segundo párrafo que establece una pena de hasta 5 años de prisión al que “por conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare la muerte de otro”. Y agrava la pena en con hasta 6 años de cárcel si el conductor se diera a la fuga o no intentase socorrer a la víctima o estuviese bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcoholemia igual o superior a 500 miligramos por litro de sangre (…) o estuviese conduciendo a una velocidad de más de 30 kilómetros por encima de la máxima permitida”.