“Es una fortuna que lo que pasó con Matías Auderut no pase más seguido”

AUDIO: DANIELA SERRANO (CONCEJAL – PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE SEGURIDAD)

 

{mp3} serrano25042019{/mp3}

 

Las irregularidades en los controles de los locales de actividad nocturna, la falta de cumplimiento de las ordenanzas vigentes y la desidia de los propietarios de bares y boliches funcionan como un combo que derivan en episodios trágicos en la noche de San Luis.

El caso más vigente, pero no el único, fue la brutal golpiza que sufrió Matías Auderut en la madrugada del 30 de diciembre del año pasado (a la salida de Say No More), que determinó su muerte 5 días más tarde. Ese episodio puso en la discusión la regulación de la actividad nocturna de San Luis.

Por eso, la Comisión de Seguridad del Concejo Deliberante comenzó a organizar reuniones entre todas las partes involucradas para tratar de buscar una actualización de las normas, que permitan brindar seguridad a quienes se disponen a disfrutar de la noche los fines de semana.

A esos encuentros, que se realizan los martes por la mañana, asisten representantes de la Cámara de Bares, Boliches y Locales Nocturnos, el Juez de Faltas, Alejandro Ferrari, y los concejales que integran la comisión. Pero falta un actor fundamental: el Ejecutivo Municipal.

En ninguna de las reuniones que se organizaron hasta el momento hubo un representante del Gobierno municipal que conduce Enrique Ponce. Los encuentros lograron, por ejemplo, gestionar ante el Ministerio de Seguridad de la Provincia que se intensifiquen los controles policiales en la avenida Illía entre jueves y domingo.

Esos operativos, consideran los propietarios de locales nocturnos, arrojaron resultados positivos en el comienzo de su implementación: aseguran que no se registraron robos ni incidentes desde que la Policía muestra su presencia en las calles.

Si bien es un avance, todavía restan varios pasos por dar. La concejal Daniela Serrano, presidente de la Comisión de Seguridad, consideró que la Municipalidad “se desentendió” de lo que pasa en las noches puntanas, y afirmó que “por la desidia que hay en general, es una fortuna que (lo que pasó con Matías Auderut) no pase más seguido; por la situación de irregularidad que hay respecto de los controles, de las habilitaciones, que no se cumplen las ordenanzas, puede pasar en cualquier momento”.

La edil remarcó que la Comuna es la primera en incumplir las ordenanzas, sobre todo la 3457/16, que indica que la Municipalidad debe realizar capacitaciones a quienes luego habilitará como personal autorizado para prestar de servicios de control, seguridad y admisión de los locales nocturnos (“patovicas”).

“La Municipalidad tiene que cumplir la ordenanza y los locales tienen la obligación de contratar a personal habilitado”, dijo Serrano. Y agregó: “El Municipio tiene que cumplir con las ordenanzas, sino ¿qué le va a pedir después a los dueños de los boliches que cumplan con las habilitaciones?”.

Y adelantó que se trata de implementar cambios en las ordenanzas para brindarle a las autoridades competentes más herramientas para prevenir incidentes y hechos delictivos en la noche: “Estamos en el marco de discutir muchas modificaciones que tienen que ver con la seguridad en la noche de San Luis”, señaló.

× ¿Te ayudamos?