Espacio interno del radicalismo puntano criticó las políticas de Macri

El Comité Presidente Raúl Alfonsín, espacio interno de la Unión Cívica Radical de San Luis, criticó con dureza las políticas económicas del Gobierno Nacional, que comanda Mauricio Macri.

“Sostenemos y ratificamos que las conductas de los funcionarios del Gobierno Nacional que desde nuestra perspectiva son al menos inmorales, no son las que nuestro Partido, la Unión Cívica Radical, ha tenido como premisa a lo largo de su historia y de la cual nos enorgullecemos”, lanzó en primera instancia el sector, en un documento difundido este domingo.

“La economía de los CEOS, llevada a cabo desde el oficialismo nacional, basada en un capitalismo exacerbado, implementada desde una planilla Excel de costo –benebicio, está teniendo sus consecuencias, al obviar los requerimientos sociales y las necesidades básicas de la gente y que el País está integrado por persona s de carne y hueso y no meros números económicos”, agrega la nota del espacio que encabezan el ex senador nacional Jorge Alfredo “Pupa” Agúndez y otros dirigentes históricos del centenario partido.

En otro párrafo del comunicado, el Comité recordó que “desde nuestro nacimiento como espacio político, hemos criticado la sumisión total del Partido Radical Nacional y de la UCR provincial en particular, por el solo hecho de no poner en riesgo los cargos que ostentan en los distintos Organismos Nacionales, error que llevo a llevo al Gobierno a esta crisis que no se sabe a ciencia cierta, cual es el destino final de la misma”.

“Nuestra Línea interna siempre expreso que esa sumisión era perjudicial al Gobierno y que debíamos ayudar marcando errores y exaltando los aciertos, pero nuestra conducción Provincial prevaleció sus cargos mezquinos y callar por temor a perderlos o sufrir algún reto del Oficialismo Nacional perjudicando así con el silencio cómplice el rumbo del gobierno”.

El sector volvió a pedir que la UCR tenga “más protagonismo en las decisiones del Gobierno, que una coalición necesita del aporte de sus integrantes y no es propiedad de un solo Partido, pero se prefirió dejar de lado los ideales y principios radicales y someterse sin ninguna objeción a las disposiciones de un Gobierno soberbio y con ausencia de sensibilidad social”.

“No queremos actuar cuando sea tarde y las ratas abandonen el barco, proponemos un cambio de las medidas y que las autoridades Radicales sean responsables y no cómplices obedientes”, sentencia el escrito.

“No es cierto que exista este modelo o el caos populista, nosotros estamos convencidos que existe una opción más progresista, menos capitalista y tomando a la persona como centro de protección de todas las políticas que se lleven a cabo, integrada por hombres y mujeres responsables, éticas y de moral manifiesta, que son la inmensa mayoría del pueblo argentino”, concluye la nota.