Esta placa base tiene un pantalla tan grande como un iPhone

En la guerra por hacer la placa base más impresionante, la gente de MSI ha acabado por meter una enorme pantalla dentro de su placa para que así podamos comprobar los parámetros de la BIOS sin necesidad de pulsar el F10.

La empresa taiwanesa MSI ha lanzado una placa base llamada MSI MEG Z690 GODLIKE que quiere romper con todo lo establecido, con unas prestaciones técnicas nunca vistas, un tamaño realmente descomunal y, además, una pantalla incorporada que permite hacer de todo desde la misma placa.

Lo más impresionante de la placa base de MSI es, obviamente, el panel táctil de 3,5″. Que por si te parece pequeño es el mismo tamaño de pantalla que el iPhone original.

El panel es totalmente extraíble ya que se conecta a través de una interfaz USB Tipo-C y no de un conector propietario, por lo que podremos colocarlo fuera de la torre en caso de que queramos acceder más fácilmente.

MSI explica que con el panel podremos ver todo tipo de métricas: temperaturas, velocidades de reloj, opciones de overclock, reiniciar el CMOS, seleccionar el arranque seguro, etc. Si eres de los que adora trastear la BIOS este añadido te parecerá realmente útil.

En cuanto al resto de características, la MSI MEG Z690 GODLIKE vendrá en un factor de forma E-ATX, pero siendo más grande que el resto buques insignia de la competencia: 305×310 mm, casi un cuadrado perfecto de más de 30 cm por lado.

En términos de estética, la placa base MSI MEG Z690 GODLIKE cuenta con una amplia gama de LEDs RGB que recorren las ranuras M.2, el panel de E/S y el disipador PCH, como es la moda ahora.

En términos de suministro de energía, la placa base parece contar con al menos 22 fases sólo para la CPU. Hay cuatro ranuras de memoria DDR5 que soportan capacidades de hasta 128 GB con velocidades superiores a 6666 MHz. 

La placa se alimenta con dos conectores de 8 pines situados cerca de las ranuras DDR5 para facilitar la gestión de los cables, tiene 6 puertos SATA III, las ranuras de expansión incluyen una PCIe Gen 5.0 x16, PCIe Gen 5.0 x8 y una ranura PCIe Gen 4.0 x8.

Y hay al menos seis ranuras M.2 en la placa base (1 Gen 5.0 x4, 4 Gen 4.0 x4 y 1 Gen 3.0 x4), por lo que no nos quedaremos cortos en cuanto a especio para discos duros NVMe.


Más noticias sobre Gaming en: https://www.sanluis24.com.ar/etiquetas/gaming/


Con todas estas características, se espera que la placa base cueste unos 1.000 euros. Por desgracia MSI dice que solo se producirán 1.000 unidades, por lo que hacerse con ella no va a ser ni fácil ni barato.

Fuente: ComputerHoy