Estados Unidos reclama contra Rusia por bloquear los puertos y dejar sin comer a la población Ucraniana

Rusia seguirá bloqueando los puertos del Mar Negro a menos que se levanten las sanciones contra el país por la guerra de Ucrania. Pero occidente dice que eso no va a pasar.

Sin embargo, el tira y afloja entre Rusia y los aliados de Ucrania está dejando que toneladas de grano se pudran en estos puertos, lo que podría llevar a una hambruna generalizada.

“Las cifras de aquellos que marchan hacia la inanición han aumentado de 80 millones a 135 millones antes de la COVID. Y luego, debido a la pandemia, de 135 a 276 millones de personas que van hacia la inanición. Y esa cifra, debido a la crisis ucraniana, aumentará a 323 millones, como mínimo”, dice David Beasley, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos.

“Realmente, no abrir esos puertos en la región de Odesa será una declaración de guerra a la seguridad alimentaria mundial, y provocará hambrunas, desestabilización y migraciones masivas en todo el mundo”.

“Arma silenciosa”

Estados Unidos acusa a Rusia de utilizar el hambre como arma. El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha señalado que “la decisión de convertir la comida en un arma es de Moscú y sólo de Moscú”, e insistió en que las sanciones de Estados Unidos y sus aliados a Rusia no están impidiendon en absoluto las ventas de estos productos.

“No se fíen de mi palabra: incluso Dimitry Medvedev, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, antiguo presidente ruso, dijo recientemente que los productos agrícolas de Rusia eran, y cito: ‘su arma silenciosa’, fin de la cita”.

Blinken acusó a Moscú de bloquear repetidamente el suministro de comida y otros productos básicos a los civiles atrapados en ciudades asediadas con el fin de “lograr lo que su invasión no ha podido: romper el espíritu de los ucranianos”, además de destruir almacenes de alimentos y de robar cereal y otros productos. Según dijo, Rusia está violando de forma flagrante la resolución del propio Consejo de Seguridad que condena este tipo de estrategia y “es el último ejemplo de un Gobierno que usa el hambre de los civiles para tratar de avanzar en sus objetivos”. 

Fuente: Euronews