Estados Unidos: uno de cada 500 habitantes murió por coronavirus

Cuando esta semana el número de muertos por Covid-19 en Estados Unidos superó los 663.000, los autoridades confirmaron un triste pronóstico: en el plazo de 19 meses, aproximadamente 1 de cada 500 estadounidenses murió a consecuencia de la enfermedad causada por el coronavirus. 

Hasta el martes por la noche, 663.913 personas en EE.UU. habían muerto de Covid-19, según la Universidad Johns Hopkins. Acorde a la Oficina del Censo de EE.UU., la población estadounidense en abril de 2020 era de 331,4 millones de personas.

Dada la tasa de mortalidad por covirus y el tamaño de la población de Estados Unidos, “estamos más o menos donde predijimos que estaríamos con una propagación de la infección totalmente incontrolada”.

La frase es de Jeffrey D. Klausner, profesor clínico de medicina, población y ciencias de la salud pública en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, entrevistado por The Washington Post. 

FRANJA ETARIA MÁS IMPACTADA

Las personas mayores de 85 años representan el 2% de la población, pero una cuarta parte del total de muertes.

Una de cada 35 personas de 85 años o más murió de coronavirus, en comparación con 1 de cada 780 personas de 40 a 64 años.

DISPARADA DE NUEVOS CASOS DIARIOS

Durante la semana pasada y hasta este martes, el país registró una media diaria superior a 152.300 nuevos casos de Covid-19: más de 13 veces más que el 22 de junio, cuando la media estaba en su punto más bajo de 2021, con 11.303 casos diarios, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Hace meses que Estados Unidos es el país con más muertos e infectados del mundo por Covid-19, seguido de India y Brasil.

EL OBJETIVO INICIAL: APLANAR LA CURVA

“Recordemos que al principio de todo, del que ya no oímos hablar, se trataba de aplanar la curva“, dijo al explicar que la idea era evitar “el desastre humanitario” que se produjo en la ciudad de Nueva York el año pasado, con hospitales desbordados y morgues que necesitaban unidades móviles para ubicar a la creciente cantidad de muertos.

California superó a Nueva York y es el estado con mayor cantidad de muertes por coronavirus en EE.UU. 

Los testeos, el uso de barbijos, el distanciamiento de dos metros y la limitación de las reuniones tenían por objetivo frenar la propagación del virus altamente infeccioso hasta que una vacuna pudiera acabar con él. 

Sin embargo, las vacunas llegaron pero no se inmunizó a un número suficiente de personas, y al día de hoy el presidente Joe Biden busca intensamente la forma de que más estadounidenses accedan a vacunarse. Hoy por ejemplo, se reúne con directivos de grandes compañías -como Disney y Microsoft- en una suerte de lobby para que el sector privado exiga la inoculación a sus colaboradores.

Con sólo el 54% de la población totalmente vacunada, la tasa de personas que inician la vacunación cada día (más de 341.900) supone un descenso del 4% respecto a la semana pasada y del 28% respecto al mes anterior, según los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Fuente: Cronista

× Whatsapp