AUDIO | Estafas virtuales: diferentes juzgados toman caminos distintos ante denuncias de damnificados

Audio: Viviana Petracini Cerdeiro, abogada

Vecinos de San Luis víctimas de estafas virtuales recurren a la justicia para frenar los fraudes, pero no todos consiguen los mismos resultados: los juzgados suelen tomar resoluciones diferentes, y tiempos distintos, según los casos denunciados.

La abogada Viviana Petracini Cerdeiro, que se especializó en ciberdelito, contó dos casos que ella representa en la ciudad de San Luis.

Uno fue denunciado por una docente que, el año pasado, fue estafada con un supuesto premio que otorgaba el programa de Susana Giménez, al que ella solía enviar mensajes para participar.

“Cuando los delincuentes la llaman tuvieron la suerte de enganchar a una persona que si miraba a Susana; porque ellos van probando con distintos engaños, hay gente que no cae y hay gente que si cae”, contó la letrada.

Los estafadores acreditaron una suma de dinero en la cuenta bancaria de la víctima, para luego solicitarle información que les permitió acceder a los datos para pedir cuantiosos préstamos. “Ella fue a un cajero automático, tras haber facilitado su CBU, y tenía efectivamente plata depositada en su cuenta que creía que iba a cobrar del premio, pero en realidad termina facilitando los datos para que los delincuentes puedan acceder al home banking”, detalló la abogada.

Los delincuentes tomaron dos préstamos con el mismo banco donde la damnificada tiene su cuenta y uno más con una empresa prestamista. “Con los datos de ella lograron gestionar otro crédito en financieras que, en mi opinión, hay muchas que son flojas de papeles porque no piden demasiados requisitos, simplemente otorgan créditos”, remarcó Petracini Cerdeiro.

La víctima se percató de la estafa recién cuando empezaron a descontarle el valor de las cuotas de los préstamos de su cuenta sueldo. En total sufre una reducción de 30 mil pesos mensuales y tiene que “devolver” cerca de 500 mil pesos.

“Es una situación terrible para mi cliente, no tiene ni para pagar el alquiler, las amigas le juntan en vaquita para que pueda pagar el alquiler e ir al súper porque tiene dos niños a su cargo, es mamá soltera”, agregó la letrada.

Ante la falta de respuestas del banco y la desesperación, la damnificada presentó una denuncia policial que derivó en la justicia. Por el momento, el expediente judicial no presenta avances. “No logro entender qué es lo que pasa porque no se puede avanzar, ni por si ni por no, en este caso no tenemos nada”, dijo la abogada.

Lo que piden es que se adopten las medidas necesarias para frenar los descuentos, al menos hasta que se realice el juicio correspondiente para establecer si fue o no víctima de estafa.

El otro caso que tomó Petracini Cerdeiro es el de una jubilada, que tuvo una resolución más conveniente para la damnificada. “Tuvo solución un poco más rápido y estamos muy agradecidos por eso”, dijo.

La justicia, en esta denuncia, dictó una medida cautelar que ordena al Banco que se abstenga de debitarle las cuotas de dos créditos UVA hasta que se logre sentencia definitiva.

La víctima cayó en la trampa cuando su nieto publicó en el Marketplace de Facebook la venta de una bicicleta y se contactaron con él para realizarle la compra a través de una transferencia. Los estafadores le transfirieron un monto muy superior al acordado y se contactaron para que se los devolviera. En ese intercambio de comunicación lograron quedarse con los datos bancarios de la abuela.

“Verificaron que efectivamente habían recibido dinero de más en su cuenta bancaria e intentaron hacer la devolución del dinero, pero los apuraron porque llamaban para decirles que la señora que hizo la transferencia se sentía mal porque no se dio cuenta que puso un cero de más y pedían por favor que les devuelvan la plata rápido”, contó la abogada.

Los ladrones consiguieron hablar con la que luego iba a ser su víctima y le dieron indicaciones precisas para hacer la transferencia. Como la mujer tenía poco conocimiento del manejo virtual de las cuentas, hasta les facilitó la clave de acceso al Home Banking.

“Un viernes por la tarde se percatan de que les sacan todo el saldo; es decir, tuvieron 3 días de acceso a las cuentas”. En este caso, los estafadores solicitaron dos créditos UVA “que rondan el millón y pico de pesos”, explicó la letrada.

Además, justo el último día que los delincuentes tuvieron acceso a la cuenta venció un plazo fijo que había constituido la víctima, así que también se quedaron con ese dinero.

 “Acudimos a la justicia y el expediente penal tramita muy lento asé que me tuve que pasar a la justica civil con suma urgencia para pedir una medida cautelar para que se abstenga el banco de debitarle las cuotas y determinaron que sea hasta que termine la tramitación de la causa” afirmó Petracini Cerdeiro.