Estudiante argentino crea boya que oxigena aguas contaminadas

El río bonaerense Matanza-Riachuelo desemboca en el río de La Plata, Argentina, y es tristemente conocido por haber sido considerado uno de los diez sitios más contaminados del mundo en 2013, según el Instituto Blacksmith y la Cruz Verde Suiza, debido a su alta concentración de metales y aguas servidas. Teniendo tal desafío a su alcance, el estudiante de arquitectura de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Sebastián Zanetti, consideró que era el lugar perfecto para poner a prueba su invento más reciente: Agua Viva.

Alimentada con energía solar, Agua Viva es la boya flotante que, por una parte oxigena el agua contaminada presente en cualquier tipo de cuenca, ya sea natural o artificial, y por otra, delimita las áreas de navegación. Un panel fotovoltaico ubicado en la parte superior de la boya genera la energía que va a parar a tres bombas sumergidas que oxigenan el agua mediante circulación y aspersión.

Según explicó Zanetti a la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (DCYT), “mediante la circulación y aspersión de las aguas se aumenta su superficie de contacto con el aire, además de romper la película impermeable que se forma en la superficie, dando como resultado la incorporación de oxígeno al agua”.

Asimismo, agregó que estudia la posibilidad de conseguir el mismo resultado mediante otros dos mecanismos: bombeando aire hacia el agua para formar burbujas o produciendo turbulencia en la superficie mediante palas rotatorias.

Agua Viva fue premiado en la categoría “estudiantes de arquitectura” del Concurso Nacional de Ideas para la incorporación de sistemas fotovoltaicos en áreas urbanas, en el marco del 5to Congreso Internacional Solar Cities, celebrado en diciembre en Buenos Aires. La temáticas de esta versión giraron en torno a Energía y Cambio Climático, Construcción sustentable y Uso y la generación local de energía.

Aunque el jurado se mostró dispuesto a estudiar la factibilidad del proyecto, el concurso no consideraba la realización de este. Sin embargo, Zanetti manifestó que el interés mostrado ya es motivo de orgullo.

Fuente: Noticias Ambientales

× Whatsapp