Era programador y entraron a robarle: lo ahorcaron con un cable HDMI

Federico Sáenz, un programador de 41 años, fue asesinado el domingo en la localidad bonaerense de Boulogne, cuando un ladrón que había entrado a robar a su casa lo estranguló…