Europa promete neutralidad climática para 2050

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente de China, Xi Jinping, participaron ayer en la cumbre global del clima (cumbre virtual) que ha convocado el presidente de los Estados Unidos, el demócrata Joe Biden: Leaders Summit on Climate.

Von der Leyen y Xi Jinping han ratificado los compromisos climáticos adquiridos por sus respectivos territorios. China quiere ser neutral en emisiones de CO2 en 2060; Europa se ha comprometido (precisamente esta semana) a serlo en 2050. Putin, por su parte, ha asegurado que Rusia ha reducido casi un 50% sus emisiones entre 1990 y 2020.

Estados Unidos se ha subido al tren del cambio climático. A los compromisos conocidos de China y la Unión Europea, que llegaban a la cumbre con algunos deberes hechos, el demócrata Biden ha sumado uno nuevo: Estados Unidos reducirá hasta la mitad (entre un 50 y un 52%) sus emisiones de CO2 de aquí a 2030 (-50% con respecto a las emisiones registradas en 2005).

Es la primera etapa de la ruta hacia la neutralidad climática, objetivo que todos sitúan en la mitad del siglo: 2050. “Hablo con los expertos -ha dicho Biden- y veo el potencial de un futuro más próspero y equitativo. Las señales son inequívocas, la ciencia es innegable, y el coste de la inacción sigue aumentando. Estados Unidos no está a la espera. Estamos decididos a actuar”.

La presidenta de la Comisión Europea, la conservadora Ursula von der Leyen, ha instado a todas las grandes potencias del mundo a colaborar en la lucha por reducir las emisiones: “Europa quiere ser el primer continente climáticamente neutro del mundo -ha dicho-, pero, para salvar el clima, necesitamos que todas las grandes economías asuman su responsabilidad y conviertan la transición en una oportunidad para todos”.

La Unión Europea se ha comprometido a reducir sus emisiones en un 55% de aquí a 2030 (-55% con respecto a las emisiones registradas en 1990) y aspira a convertirse, en 2050, en el primer continente climáticamente neutral, es de decir, que minimizaría sus emisiones al máximo y compensaría las emisiones que no evite (mediante sumideros de carbono, como, por ejemplo, la plantación de bosques).

Por su parte, durante su intervención en la cumbre, el presidente Xi Jinping ha reiterado la promesa de China de lograr la neutralidad en materia de emisiones de carbono antes de 2060: “proteger el medio ambiente -ha dicho- es proteger la productividad y mejorar el medio ambiente es impulsar la productividad”.

Su homólogo ruso, Vladimir Putin, ha hecho un llamamiento a la cooperación internacional para hacer frente al cambio climático, ha anunciado que ha encomendado a su gobierno “reducir significativamente el volumen acumulado de emisiones netas” para 2050 en Rusia (si bien no ha fijado un objetivo concreto). Putin asegura que Rusia ha reducido sus emisiones en casi un 50% en los últimos treinta años: desde 1990 y hasta 2020, de 3.100 millones de toneladas a 1.600.

También ha participado el primer ministro indio, Narendra Modi, que dirige los destinos de una nación habitada por más de 1.300 millones de personas. India se ha fijado como objetivo tener instalados 450.000 megavatios de potencia renovable en 2030, lo que obliga al país a acelerar extraordinariamente su transición energética, pues ahora mismo tiene menos de 150.000 megas instalados.

La cumbre de líderes convocada por el presidente Biden ha servido para anunciar un acuerdo bipartito Estados Unidos-India (U.S.-India Climate and Clean Energy Agenda 2030 Partnership) por el que ambas naciones se comprometen a colaborar en la Agenda de Transición 2030. El acuerdo está enfocado en dos temas clave: la definición de una estrategia de las energías limpias; y la colaboración en materia de movilización de recursos económicos y financiación para materializar los objetivos estratégicos.

Fuente: Noticias Ambientales

× Whatsapp