Ex jefe de Estadísticas y Censo apunta a una inflación “no menor al 30 por ciento”

Adrián Garraza, ex jefe del programa provincial de Estadísticas y Censo Adrián Garraza estimó que la inflación anual rondará el 30 por ciento.

 

El programa responsable de medir el Índice de Precios al Consumidor (IPC) atraviesa un momento turbulento tras la salida Mariela Gabriel y el actual, que está de licencia.

 

“En general la inflación no tiende a bajar ni se espera que eso pase. El año pasado cerró al 24,3 por ciento y la interanual ya está en 26,4 y eso que todavía no está registrada la corrida cambiaria, que se reflejará en junio”, dijo Garraza.

 

Y agregó: “Si seguía (el ministro de Energía Juan José) Aranguren la nafta iba a subir hasta un 25 por ciento y eso se iba a trasladar a los precios. En San Luis el tarifazo ha tenido menos impacto que en Buenos Aires y Gran Buenos Aires por las políticas que implementó el gobierno provincial”.

 

El especialista apuntó que “hay ciertas cosas que han bajado porque no se venden pero no son de primera necesidad. El problema del pan tiene que ver con la quita de la retención al trigo, que se puede vender adentro y afuera del país pero al devaluarse la moneda conviene exportarlo”.

 

“No protegieron la mesa de los argentinos”, señaló.

Ex jefe de Estadísticas y Censo apunta a una inflación “no menor al 30 por ciento”

Adrián Garraza, ex jefe del programa provincial de Estadísticas y Censo Adrián Garraza estimó que la inflación anual rondará el 30 por ciento.

 

El programa responsable de medir el Índice de Precios al Consumidor (IPC) atraviesa un momento turbulento tras la salida Mariela Gabriel y el actual, que está de licencia.

 

“En general la inflación no tiende a bajar ni se espera que eso pase. El año pasado cerró al 24,3 por ciento y la interanual ya está en 26,4 y eso que todavía no está registrada la corrida cambiaria, que se reflejará en junio”, dijo Garraza.

 

Y agregó: “Si seguía (el ministro de Energía Juan José) Aranguren la nafta iba a subir hasta un 25 por ciento y eso se iba a trasladar a los precios. En San Luis el tarifazo ha tenido menos impacto que en Buenos Aires y Gran Buenos Aires por las políticas que implementó el gobierno provincial”.

 

El especialista apuntó que “hay ciertas cosas que han bajado porque no se venden pero no son de primera necesidad. El problema del pan tiene que ver con la quita de la retención al trigo, que se puede vender adentro y afuera del país pero al devaluarse la moneda conviene exportarlo”.

 

“No protegieron la mesa de los argentinos”, señaló.