“Facturas truchas en el TC”: cómo era la maniobra orquestada desde San Luis que permitió una evasión de $1.000 millones

El fiscal federal de San Luis, Cristian Rachid, pidió la elevación a juicio oral de la causa de defraudación al Estado conocida como “facturas truchas en el TC”. La investigación tiene 25 imputados, acusados de integrar una asociación ilícita que permitió una evasión de mil millones de pesos.

Audio: Cristian Rachid, fiscal federal de San Luis

La maniobra que realizaban, explicó Rachid en declaraciones a Radio Ciudad, “es lo que se conoce como venta de IVA: generaban contribuyentes apócrifos, falsos, ya sea personas físicas o sociedades, que facturaban como si hubieran prestado servicios o vendido bienes, que no prestaban ni vendían; eso generaba un crédito fiscal para los contribuyentes que compraban esas facturas y les permitía descontarlo de sus impuestos y de esa forma evadir”.

El centro de la presunta asociación ilícita estaba en San Luis. Más específico: en la oficina del expiloto Ariel Balmaceda, ubicada en Juan W. Gez 190 de la ciudad de San Luis. “Ahí se manejaba tanto la emisión de facturación apócrifa como la distribución en el resto del país”, describió el Fiscal.

Entre los imputados en la causa, además de Balmaceda, figuran tanto personas que trabajaban en esa oficina como “prestanombres” – familiares y allegados al expiloto – que figuraban como los contribuyentes, y una gran cantidad de intermediarios “que hacían llegar estas facturas a los contribuyentes que querían evadir impuestos” en al menos 8 provincias.

En la causa que tiene a los 25 imputados, los contribuyentes no figuran como imputados. “Se forman tantas causas de evasión como personas que hayan comprado esas facturas y evadido el monto mínimo exigido por la Ley para que sea delito (una evasión de un millón y medio de pesos, puro de capital sin intereses)”, explicó el funcionario judicial. Esas causas serán investigadas en cada jurisdicción donde están radicados los infractores.

Para darle mayor “credibilidad” a las empresas fantasmas que generaba, Balmaceda las usaba como “sponsor” del auto en el que competía en el TC.

En la causa, si bien no se conocen todos los nombres, hay varios implicados vinculados al mundo del automovilismo.

“El juicio oral aún no tiene fecha”, adelantó Rachid, que pidió su realización, pero deberá esperar que se corra vista a los defensores de cada uno de los imputados.

Balmaceda, mientras tanto, continúa con prisión domiciliaria.

× ¿Te ayudamos?