Familiares, amigos y artistas dieron el último adiós a Alberto Rivas

El reconocido gestor cultural y artista Alberto Rivas falleció el sábado en la ciudad de San Luis y su sepelio se realizó el domingo en el cementerio San José.

Amigos y artistas del medio acompañaron a la familia en el difícil momento por la pérdida de un ser querido, una persona respetada por muchos de sus pares que se acercaron para darle el último adiós.

El escritor y poeta Gustavo Romero Borri, acompañó a Alberto Rivas en las últimas muestras que se desarrollaron en las casas culturales de San Luis, ya sea como artista de sus obras o como gestor para mostrar las obras de otros artistas, demostrando de esta manera el temple para acompañar a cada una de las expresiones artísticas puntanas.

Romero Borri lo recordó como un artista único, que buscaba constantemente su inspiración en sus pares y en la literatura.

“No recuerdo cuando conocí a Alberto, pero sí que nuestra conversación primera, versó sobre poesía y poetas de San Luis. Tiempo después él hizo una exposición de sus cuadros basados en poetas entre los cuales incluyó mi poema ‘Lealtad de la luna’. Me gustó en su momento la idea de Rivas de incorporar poetas de San Luis como ‘letra inspiradora’ para sus expresiones plásticamente abstractas. La unión entre poesía y abstracción fue una constante en él y llegó a pasear esa muestra por diferentes espacios visuales de la provincia. En este punto fue diferente al resto de sus colegas o compañeros de viaje”, expresó Romero Borri.

“En eso fue innovador, audaz y creyente. Más allá de la diversa obra que nos deja creo que su homenaje a la poesía de San Luis es loable y perdurable. Detrás de su técnica geométrica, calculada y para algunos fría, se escondía un ser sensible, comprometido con el arte y los mejores valores de lo que llamamos humanidad. Fue un artista visual raro, diferente a lo que acostumbramos a ver como expresión plástica. El tiempo evaluará su aporte desde lo plástico o visual. A mí me gusta pensar en esto: fue un hombre dueño de una técnica específica que encontró en la voz de sus poetas predilectos una voz inspiradora ‘para decir lo suyo’”, agregó el artista sobre Rivas.

Familiares, amigos y artistas dieron el último adiós a Alberto Rivas

El reconocido gestor cultural y artista Alberto Rivas falleció el sábado en la ciudad de San Luis y su sepelio se realizó el domingo en el cementerio San José.

Amigos y artistas del medio acompañaron a la familia en el difícil momento por la pérdida de un ser querido, una persona respetada por muchos de sus pares que se acercaron para darle el último adiós.

El escritor y poeta Gustavo Romero Borri, acompañó a Alberto Rivas en las últimas muestras que se desarrollaron en las casas culturales de San Luis, ya sea como artista de sus obras o como gestor para mostrar las obras de otros artistas, demostrando de esta manera el temple para acompañar a cada una de las expresiones artísticas puntanas.

Romero Borri lo recordó como un artista único, que buscaba constantemente su inspiración en sus pares y en la literatura.

“No recuerdo cuando conocí a Alberto, pero sí que nuestra conversación primera, versó sobre poesía y poetas de San Luis. Tiempo después él hizo una exposición de sus cuadros basados en poetas entre los cuales incluyó mi poema ‘Lealtad de la luna’. Me gustó en su momento la idea de Rivas de incorporar poetas de San Luis como ‘letra inspiradora’ para sus expresiones plásticamente abstractas. La unión entre poesía y abstracción fue una constante en él y llegó a pasear esa muestra por diferentes espacios visuales de la provincia. En este punto fue diferente al resto de sus colegas o compañeros de viaje”, expresó Romero Borri.

“En eso fue innovador, audaz y creyente. Más allá de la diversa obra que nos deja creo que su homenaje a la poesía de San Luis es loable y perdurable. Detrás de su técnica geométrica, calculada y para algunos fría, se escondía un ser sensible, comprometido con el arte y los mejores valores de lo que llamamos humanidad. Fue un artista visual raro, diferente a lo que acostumbramos a ver como expresión plástica. El tiempo evaluará su aporte desde lo plástico o visual. A mí me gusta pensar en esto: fue un hombre dueño de una técnica específica que encontró en la voz de sus poetas predilectos una voz inspiradora ‘para decir lo suyo’”, agregó el artista sobre Rivas.