Femicidio en La Pampa: murió una mujer que había sido golpeada

Un nuevo femicidio sacude a La Pampa: una mujer de Toay murió este martes luego de ser golpeada por un hombre. Mirta Fetter se encontraba internada en el hospital Lucio Molas desde el viernes cuando sufrió agresiones cortantes en su cuerpo.

La mujer había ingresado al hospital Segundo Taladriz de Toay en estado de shock y con heridas cortantes y la Policía demoró a su pareja, sospechado de haberla agredido. 

La fiscal del caso, Verónica Ferrero, prefirió ser más cauta. “Estamos investigando y todavía no tenemos confirmación de que haya sido un femicidio. Pedimos la historia clínica y todos los estudios de la mujer y la realización de allanamientos”, dijo a Diario Textual.

Una conocida de la víctima pidió justicia en las redes sociales. “Los femicidios también están en Toay . Hoy se fue una mujer en manos de un golpeador alcohólico, que no quede en la nada, que no veamos a este femicida en la calle como si nada #Justicia por MIRTA FETTER y por sus dos hijitas que quedaron sin su mamá. Tengo una tristeza que me invade porque no entiendo y no voy a entender nunca estas cosas”.

Por el hecho quedó detenido un albañil de 38 años, que había tenido contacto con la mujer el día anterior. Fue él mismo el que llamó al 101 con la excusa de que Mirta Fetter, de la misma edad, había sufrido una caída.

La autopsia al cuerpo de Mirta Fetter (38), cuyo caso es investigado como un presunto femicidio, se realizará recién durante la jornada de este miércoles, según pudo saber El Diario de fuentes judiciales.

La pericia es clave para confirmar si la mujer perdió la vida como consecuencia de ataque certero o si fue por las heridas causadas en una caída, como  dijo ella misma el viernes pasado en el Hospital “Segundo Taladriz”. 

Lo mismo declaró el hombre con quién estaba en ese momento, un albañil de Toay con el que había iniciado una especie de relación el día anterior. “Fue él el que llamó al 101…y cuando llegó la ambulancia ella estaba sentada en una silla”, confirmaron las mismas fuentes judiciales.

El caso se trabajó judicialmente bajo total hermetismo y con la sospecha -no confirmada- que se trata de violencia de género.

La policía demoró ese mismo día a un hombre de 37 años de edad, de profesión albañil, aunque este recuperó la libertad durante la jornada del sábado con una restricción de acercamiento a la víctima. Este martes, volvió a quedar detenido.

La versión que dio el hombre ante los uniformados es que las lesiones que tenía la mujer fueron productor de una “caída”. La mujer también dijo lo mismo cuando la atendieron en el hospital, aunque bajo un estado de conmoción.

El caso estuvo en manos del fiscal de Delitos que Impliquen Violencia Familiar y de Género, Cristian Casais. Ahora las actuaciones las lleva adelante su par, Verónica Ferrero.

Este martes se hicieron diligencias en el hospital de Toay para recabar y preservar la información. Y se hizo una inspección ocular en el lugar del hecho.

Todo ocurrió en una precaria vivienda ubicada en el barrio “Los Hornos” de Toay.  Allí, el mismo viernes, se hizo un allanamiento para “preservar pruebas”, con intervención de la Agencia de Investigación Científica (AIC).

Fetter es madre de tres hijos y hace un par de años atrás sufrió la pérdida de su esposo, que murió como consecuencia de un suicidio. “Hay algunos ingresos de ella en el hospital local por algunas situaciones derivadas de esto que le pasó con su esposo”, confió una fuente policial consultada por El Diario.

Fuente: El Diario de La Pampa y INFOTec