Femicidios: 15 mujeres fueron asesinadas en Córdoba en 2021

Esta tecnología permitiría a sistemas robóticos autónomos examinar pequeñas muestras químicas para aplicaciones clínicas o síntesis de fármacos.

Cuando hablamos de robots siempre se nos vienen a la mente aquellos elementos mecánicos creados de distintos materiales que pueden ayudarnos en distintas empresas, pero además de los robots de toda la vida, también existen los robots acuosos o “liquibots” que son capaces de hacer otras tareas.

Así que es interesante el avance de un equipo de investigadores de Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía (Berkeley Lab) y la Universidad de Massachusetts Amherst quienes han construido distintos robots líquidos capaces de moverse sobre el agua como pequeños submarinos y realizar distintas tareas.

Es el primer robot acuoso auto alimentado que puede trabajar de forma autónoma y sin necesidad de electricidad y que podría enfocarse a un sistema de administración de fármacos para productos farmacéuticos.

“Hemos roto una barrera en el diseño de un sistema robótico líquido que puede funcionar de forma autónoma mediante el uso de la química para controlar la flotabilidad de un objeto”, señala Tom Russell, profesor de ciencia e ingeniería de polímeros de la Universidad de Massachusetts Amherst.

Añade que “no tenemos que proporcionar energía eléctrica porque nuestros liquibots obtienen su energía químicamente de los medios circundantes”, explica.

Estos liquibots tienen solo 2 mm de diámetro, son más densos que la solución y son capaces de desencadenar una reacción que genera burbujas de oxígeno sobre dicha solución. Otra reacción empuja a estos robots al borde de un contenedor donde descargan su carga.

Lo bueno de este sistema, es que los robots líquidos van y vienen como un péndulo de un reloj y pueden funcionar de forma continua.

Estos robots acuosos pueden realizar múltiples trabajos al mismo tiempo, algunos pudiendo detectar diferentes tipos de gas en el medio ambiente mientras que otros reaccionarían a tipos específicos de productos químicos.

Femicidios: 15 mujeres fueron asesinadas en Córdoba en 2021

Los datos surgen del relevamiento que realiza La Voz desde 2012. Natalia Gontero destaca la importancia de la educación, las capacitaciones y los activismos para prevenir la violencia de género.

El conteo de femicidios que realiza La Voz en Córdoba cerró 2021 con 15 nombres de mujeres que fueron asesinadas en contextos de violencia de género: el 93 por ciento de esos crímenes fueron cometidos –o con sospechada intervención– por parejas y exparejas.

La curva de femicidios que contabiliza este diario desde 2012 ha ido oscilando entre los 12 y los 27 casos, siendo el 2013 el año más trágico desde que se inició el registro. Con 15 muertes, 2021 muestra un leve incremento de esa cifra en comparación con los 13 casos de 2020, ambos años marcados por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo con este relevamiento, en 2012 fueron 17 los femicidios registrados; en 2013 se llegó a 27; en 2014 fueron 15; en 2015 hubo 12; en 2016 subió a 23; la misma cifra en 2017, 23; en 2018 fueron 21; en 2019, 19 casos; en 2020 se contaron 13; y en 2021 el indicador subió hasta los 15 casos.

EL 2021, EN DETALLE

De esos 15 casos, sólo en uno el acusado (Francisco José Tello) no había mantenido una relación sostenida con la víctima, Ivana Soledad Juárez (32), quien tenía un botón antipánico pero por una denuncia contra un familiar directo.

En el caso de Rosa Yolanda Romero (58), en Villa Carlos Paz, su exnovio Roque Aguirres está preso y acusado de haber sido partícipe primario del crimen, que habría sido cometido por otros dos hombres –detenidos e imputados como coautores de homicidio calificado por ensañamiento-. La causa es investigada por la fiscal Jorgelina Gómez, quien hasta ahora no lo ha caratulado como femicidio.

El 33,3 por ciento de las víctimas tenían entre 40 y 49 años; el 26,6 entre 30 y 39; un 20 por ciento tenía entre 50 y 59; y otro 20 por ciento entre 20 y 29. No hubo en el transcurso de 2021 víctimas menores de edad, como así tampoco víctimas de femicidio vinculado.

El 33,3 por ciento de las mujeres fueron ultimadas con armas de fuego; un 20 por ciento mediante asfixia; un 20 por ciento con golpes; un 13,3 por ciento de los crímenes fueron con arma blanca; y otro 13,3 sufrieron quemaduras.

EN DÓNDE Y QUIÉNES

Ocurrió en el interior de la provincia de Córdoba el 73,3 por ciento de los casos, mientras que cuatro de ellos (26,6%) ocurrieron en la Capital.

El 76,5 de los acusados están detenidos, mientras que cuatro de ellos se quitaron la vida luego del crimen, lo que representa un 23,5 por ciento. En el porcentaje de los detenidos se cuenta a Aguirres, quien está detenido como partícipe primario del crimen de Yolanda, como así también a los dos acusados de coautores del asesinato.

En cuatro de los crímenes, los asesinos pertenecían a fuerzas de seguridad: uno a la Policía Federal, otro era un militar de la Fuerza Aérea, y dos a la Policía de la Provincia de Córdoba.

Fuente: La Voz