Florencia Morales: habilitaron la feria judicial para avanzar en la investigación

La semana pasada, los abogados que representan a la familia de Florencia Magalí Morales, Santiago Calderón Salomón y Federico Putelli, presentaron un pedido a la justicia para que se habilite la feria judicial y se pueda continuar investigando.

La urgencia de este pedido tiene que ver con uno de los pendientes que para la defensa es indispensable: realizar una nueva autopsia al cuerpo de la mujer que falleció en una celda de la Comisaría 25º de Santa Rosa del Conlara horas después de haber sido detenida, según se informó, por violar la cuarentena.

“En la causa Florencia hemos logrado la habilitación de feria. Esto implica que los plazos en esta causa son habituales y se va a continuar normalmente su investigación” detalló Calderón Salomón.

“Lo que motivó el pedido tiene que ver con la reautopsia que solicitamos, lógicamente la descomposición normal del cuerpo, que está enterrado desde el primer día, traería perjuicio o por lo menos sería más complejo aportar algo interesante en la investigación”.

Además de aprobar esta solicitud, la Cámara de Apelaciones exhortó al juez Penal Jorge Pinto para que “refiera a organismos provinciales o municipales para aligerar los gastos” del procedimiento.

Sobre esto, el abogado expresó que la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad se contactó con Putelli y con la familia de Florencia con la intención de “ponerse a disposición para costear los gastos”, como había expresado con anterioridad su titular Ayelén Mazzina a SanLuis24.

“La familia tiene una perito, que es la doctora Elizondo, y además se ha comunicado a través de los organismos de derechos humanos nacionales un forense de Córdoba, del Equipo de Antropología Forense, que se ha ofrecido de forma gratuita por la repercusión que tuvo el caso y lo que implica en este momento que estamos atravesando”, agregó el defensor, aunque la participación del profesional dependerá de la autorización del juez y del protocolo sanitario para que pueda llegar hasta San Luis.

En cuanto a otras pruebas que faltan recolectar, Calderón Salomón se refirió a las cámaras de seguridad de la Comisaría y de la calle, para determinar el horario y condiciones en que Morales llegó hasta la dependencia policial.

“Las cámaras se seguridad, las declaraciones de los testigos que se encontraban en la comisaría al mismo tiempo que Florencia y que la escucharon gritar por horas, también el testimonio de los policías”, enumeró.

“También tenemos pericias de los teléfonos, que eso aparentemente ya estaría pero como no figuran en el informe, las partes todavía no lo podemos ver. Pedimos también pruebas de ADN y cotejos, también los testimonios de los familiares de Florencia de cuando vinieron a ver el cuerpo y notaron irregularidades”.

“Se avanzó muy poco. Durante el peor momento de pandemia es cuando más avanzamos, porque al tener los expedientes digitalizados pudimos tomar algunos testimonios. Después increíblemente se suspende el proceso y por dos meses no tuvimos ningún tipo de noticia”, refirió el abogado sobre las demoras en la investigación.