Formosa: los varados durmieron bajo la lluvia y sobre el barro

Formosa continúa totalmente blindada, sin dar respuesta a los más de 4000 varados que aguardan en los límites fronterizos de la provincia una autorización para poder ingresar. En medio de la espera, un temporal azotó la zona nordeste del país y las personas tuvieron que dormir bajo la lluvia y sobre el barro.

Las tormentas comenzaron alrededor de las 19 del domingo y se sostuvieron hasta las 7 de la mañana de este lunes. Las cámaras de TN mostraron cómo un grupo de 16 personas, que se instaló a la vera de la ruta en Chaco, en la localidad de Puerto Eva Perón, pasó el temporal a la intemperie.

Uno de los videos dejó en evidencia que algunas personas se recostaron debajo de los camiones, otras se metieron en sus autos y, un tercer grupo, bajo los árboles. La mayoría de los varados no tienen carpas; y los que sí, tampoco pudieron protegerse en ellas porque la magnitud del agua caída hizo que se les inundaran.

“Terrible la tormenta, nosotros perdimos toda nuestra ropa, no tenemos nada”, le contó en la madrugada del lunes a TN uno de los varados.

Minutos antes, otro se lamentaba: “Se viene una tormenta súper fuerte y acá estamos, refugiados como podemos”.

En El Colorado hay otro grupo que espera la autorización para poder entrar a Formosa. Algunos de ellos, llevan hasta siete meses esperando a la intemperie. Días atrás, una mujer contó a TN que podía ver su casa desde la casilla improvisada en la que duerme cada noche y que sus hijas salían a saludarla.

El caso más extremo fue el de Mauro Rubén Ledesma, un joven de 23 años que murió ahogado cuando intentaba cruzar a nado el río Bermejo en un intento desesperado por ingresar a su provincia para volver a ver a su hija de apenas 2 años. El joven estaba varado en Córdoba y había solicitado en varias oportunidades la habilitación para acceder a la provincia, pero las autoridades provinciales le negaron el acceso.

En el Puente Libertad, que atraviesa el río Bermejo y conecta esta provincia con Chaco, la gente se puede acercar solo los martes y viernes. Los varados esperan a que sus familiares les traigan mercadería, ropa o medicamentos, que acercan al personal de seguridad y ellos se la entregan, previa desinfección.

Para poder conseguir la autorización de ingreso a la provincia uno de los requisitos es realizarse un hisopado, que cuesta más de 5000 pesos. Muchas de las personas ya no tienen dinero para costearlo. Sin embargo, aquellos que podrían acceder a pagarlo, tampoco pueden hacérselo porque no son autorizados a entrar.

Las personas varadas no tienen baños ni refugios para quedase hasta que los dejen entrar, como sucede en otras provincias. “El otro día me picó una vinchuca, que te pueden traer un montón de enfermedades”, contó una mujer a TN que espera en el puente de El Colorado. Lo mismo le ocurre a los demás, con la presencia de insectos y reptiles.

Pese a que la situación de estas personas cobró relevancia nacional y fue exhibida en los medios de comunicación, al momento, nadie del Gobierno provincial, ni del nacional, ni de la Justicia se comunicó con ellos para brindarles una solución.

El miércoles pasado, la Justicia Federal le dio 48 horas al Gobierno de Formosa y al Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID-19 para que dejara ingresar a 82 estudiantes formoseños que quedaron en otras provincias, tras el cierre de fronteras impuesto por la pandemia de coronavirus. Este fallo esperanzó a los 4600 varados que aún esperan una solución.

Fuente: TN