Francia y Reino Unido intercambian acusaciones tras naufragio en el que murieron casi 30 migrantes

Las acusaciones entre líderes del Gobierno británico y francés, tras el ahogamiento de casi 30 migrantes en el Canal de la Mancha, ha avivado una de las principales tensiones entre los dos países, especialmente luego del Brexit: el control de las fronteras. El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, urgió a Emmanuel Macron a aceptar patrullas conjuntas a lo largo de su costa, mientras el presidente francés pidió a Londres no politizar con el flujo de migrantes.

La mayor tragedia de migrantes en el Canal de la Mancha desde que se comenzó a recopilar datos en 2014 enfrenta hoy a los gobiernos de Francia y el Reino Unido.

El primer ministro británico, Boris Johnson, renovó sus llamados a Francia para que acepte la vigilancia de fuerzas armadas de los dos gobiernos a lo largo de la costa del Canal de la Mancha, la estrecha vía marítima que separa a ambos países.

Johnson aseguró que el ahogamiento de al menos 27 personas, el miércoles 24 de noviembre cuando intentaban cruzar hacia territorio británico, demuestra cómo los esfuerzos de las autoridades francesas para patrullar sus playas “no han sido suficientes”.

El líder conservador dijo sentirse “conmocionado” y consternado” por los fallecimientos y pidió a París que haga más para disuadir a los extranjeros de atravesar el Canal. Según Johnson, las bandas de tráfico de personas “literalmente se salen con la suya”.

“Hemos tenido dificultades para persuadir a algunos de nuestros socios, en particular a los franceses, de hacer las cosas de la manera que creemos que la situación merece (…) Entiendo las dificultades que enfrentan todos los países, pero lo que queremos ahora es hacer más juntos, y esa es la oferta que estamos haciendo”, sostuvo Johnson horas después del incidente.

Reino Unido ha acusado en las últimas semanas a la Administración de Macron de mantenerse al margen del flujo migratorio por el Canal mientras miles de migrantes parten desde sus costas, señalamientos que Macron rechaza.

“Francia no permitirá que el Canal se convierta en un cementerio”, aseguró el mandatario francés.

Macron pide a Johnson no “politizar” con el flujo de migrantes

París se ha rehusado a ofertas previas del Reino Unido de enviar policías y agentes de la Fuerza Fronteriza que patrullen de manera conjunta, en medio de preocupaciones sobre lo que esa acción representaría para su soberanía nacional.

El miércoles, en una comunicación telefónica con Johnson, Macron enfatizó en la “responsabilidad compartida” de las dos naciones en la situación, pero también señaló que Londres debe dejar de “politizar” con el tema migratorio para obtener beneficios internos.

Además, el ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, aseguró que el Gobierno británico tiene que ser parte de la respuesta.

Fuente: France 24

× Whatsapp