Fuerte crítica interna en la UCR por el acuerdo que llevó al “Adolfismo” a la presidencia del Concejo

El lunes se renovaron las autoridades del Concejo Deliberante de la ciudad, no sin sorpresas: Juan Domingo Cabrera, integrante del bloque mayoritario que no fue votado por sus compañeros de bancada, llegó a la presidencia del cuerpo, en una elección que dejó mucha tela para cortar.

Cabrera, de Unidad Justicialista pero “Adolfista”, accedió al mayor cargo dentro del legislativo por el voto de los bloques Avanzar y Cambiemos por San Luis y San Luis Somos Todos (que representa los intereses del intendente Enrique Ponce). Un solo voto de sus compañeros de bloque sumó el flamante presidente: el de Daniel “Negro” Ferreyra.

Para logra apoyo a su postulación, el titular del cuerpo legislativo tuvo que ceder algunos cargos importantes en la mesa de conducción: las vicepresidencias, por caso, quedaron para Federico Cacace (SLST) y Celeste Aparicio (AyCxSL).

El radicalismo consiguió un cargo importante: Claudia Rocha, ex candidata presidencial del UCR y ex concejal, fue designada como Secretaria Legislativa. El bloque de Ponce también logró un lugar destacado: Patricia Favier, esposa de Carlos Ponce (presidente de Transpuntano) cuñada del intendente), fue nominada Secretaria Administrativa.

Desde el “Poncismo” no hubo mayores cuestionamientos al acuerdo con el “Adolfismo” que permitió arrebatarle la presidencia al sector de Unidad Justicialista que se ubica más cerca de Alberto Rodríguez Saá. El “Albertismo” votó por la continuidad del anterior presidente, Roberto Carlos González Espíndola, pero la “unión” de todos los otros espacios se impuso.

En el radicalismo sí hubo críticas a sus legisladores que acordaron con Cabrera: el espacio Comité Presidente Raúl Alfonsín lanzó, sobre el final de la semana, un duro comunicado que califica a ese acuerdo como “una vergüenza”.

“Nos enteramos sorprendidos que existe un sector del oficialismo provincial que es humano, honesto y respetuoso de las Instituciones y que un sector de nuestro Partido ha decidido ser socio de este espacio justicialista”, comienza, irónica, la nota difundida a los medios.

“Ya expresamos nuestro descontento con pactos en Diputados, pero como la ambición y la pérdida de valores no tienen límite, esta complicidad se va consolidando y exacerbando en el Concejo Deliberante Puntano y se reflejó en la última sesión del Concejo”, recuerda, y agrega: “En el día de la Democracia (la renovación de autoridades del Concejo fue el 10 de diciembre) se encargaron de ultrajarla, mancharla y mancillarla, disponiendo pactos espurios con el Feudo Puntano que desde la llegada de la Democracia hemos enfrentado en todos los actos de escrutinio”.

El comunicado también enumera: “Avalan acuerdos de familia, venden la dignidad por cargos políticos para personas sin escrúpulos, que a cambio de dinero, no dudan en abandonar irreversiblemente sus principios sin siquiera pensar en el militante desprovisto y humilde que necesita un gesto de humildad de sus dirigentes para no descreer definitivamente de la clase política”.

“Sumamos con estos acuerdos indignantes una vergüenza más a las tantas que nos tiene acostumbrado la Cantera Popular, que no entiende que no representa más a la mayoría Radical y que nuestros afiliados decidieron otro rumbo distinto a la soberbia, los sucesivos acuerdos con los Rodríguez Saa que no tienen otro motivo que hacer negocios para pocos, promoviendo el descreimiento y la repulsión de la sociedad toda”, sentencia en otro párrafo.

Y completa: “Vamos a denunciar cada una de las medidas que vayan en contra de nuestro principio, que no son otros que los que defiende la Unión Cívica Radical y que en las últimas elecciones nos ordenaron nuestros afiliados y que tenemos la obligación de defender. No vamos a permitir que la corrupción política se siga apoderando de la UCR y utilicen nuestro escudo para sus apetencias personales desoyendo el voto partidario e insistan en el desprecio de la sociedad toda”.