Fuertes críticas de José Riccardo, diputado nacional de Cambiemos, al gobierno de Macri

El diputado nacional por la provincia de San Luis, José Riccardo, criticó al Gobierno nacional en una entrevista radial.

“Si el gobierno perdió por paliza en las PASO y echó gente, imaginate lo que hacía si ganaba”, resaltó sobre los despidos perpetrados por el gobierno nacional en las provincias de San Luis, Santa Fe y Buenos Aires por la paralización de la obra del Belgrano Cargas entre Junín y Mendoza.

Las declaraciones llamaron la atención porque el legislador puntano integra el bloque Cambiemos en la Cámara baja nacional desde el comienzo de la gestión de Macri en la Presidencia.

En una entrevista con Métodos Poco Claros que se emite por FM La Patriada, Riccardo manifestó sentirse “angustiado por la situación social”.

“Con el apoyo de Mario Negri, le escribí al ministro Guillermo Dietrich por la pérdida de puestos de trabajo del Belgrano Cargas”, detalló. Ante esto, propuso que “si se pudo nombrar un ministro de la Corte por decreto, se debería poder extender los contratos de los trabajadores del Belgrano Cargas”.

“Estoy angustiado por la situación social. Vivo en una provincia donde hay pobreza, aunque se promocione lo contrario”, esgrimió el congresista. “En Argentina no podés decir que el mercado debe controlar todo”, criticó.

El legislador de la UCR elogió que la cámara baja haya aprobado con mayoría absoluta el proyecto de emergencia alimentaria: “Cuando hay necesidades hay que tratarlas y rápido”.

“Llegamos a esta situación por un manejo desacertado de la economía. Sectores muy poderosos se disputan por la torta”, analizó.

“Los radicales muchas veces prendimos luces de alarma porque las cosas no estaban yendo bien y muchas veces no fuimos escuchados”, advirtió.

“Cada devaluación y sacudón económico es meterle la mano en el bolsillo a todos, pero lo sufren más los sectores más vulnerables”, detalló. Riccardo alertó que el Gobierno “a veces toma medidas que deberían llegar al bolsillo, como la quita del IVA, que no llegan y terminan beneficiando a los grandes supermercados”.