Gobierno volvió a rechazar la “libre circulación” que piden los productores autoconvocados

Funcionarios del Gobierno de San Luis brindaron declaraciones en varios medios de San Luis, con un mismo mensaje: está abierto el diálogo con los productores que cortan las rutas nacionales de acceso a la provincia desde el martes, pero no hay posibilidad de acceder a la “libre circulación” que piden para ingresar.

“El Comité de Crisis y el Gobierno de San Luis están en permanente diálogo con los distintos sectores, atendiendo los planteos y realizando flexibilizaciones en los protocolos, porque cuando se trata de un reclamo laboral se entiende y se puede dialogar. De hecho anunciamos que desde el lunes podrá ingresar a la provincia quien tenga un PCR negativo y permanecer durante 72 horas en nuestro territorio, pero en esos cortes he visto que hay gente que no están en el negocio agropecuario y que no tienen nada que ver con propietarios de campos. Estas actitudes expresan la grieta y no dejan al Gobierno nacional, y tampoco a los provinciales, luchar contra la pandemia”, sentenció, por ejemplo, el vicegobernador Eduardo Gastón Mones Ruiz.

En declaraciones radiales, el también presidente del Senado provincial recordó que otros distritos “como Mendoza con más de 25.000 o Córdoba con más de 35.000 casos positivos de COVID-19, en esta última con un brote muy grande en el departamento Río IV, que no se está reclamando lo que sí se le reclama a San Luis, que es la libre circulación, por lo que me pregunto qué intereses hay detrás, cuando libre circulación no hay en ninguna provincia del país”.

“Todas las medidas que adoptan el Comité de Crisis y el Gobierno de la provincia tienen como objetivo cuidar a los puntanos y a nuestro sistema sanitario. El mundo vive una pandemia que no sabemos cuánto durará, porque por ejemplo en España se liberó todo y vino un rebrote que los vuelve a encerrar. Tenemos la obligación de cuidar a nuestro pueblo y lo vamos a seguir haciendo”, cerró Mones Ruiz.

Por su parte, la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur, insistió sobre ese último punto: “Si permitimos el ingreso de personas sin PCR negativo, fomentamos el contagio dentro de la provincia, colapsa el sistema de salud y provoca muertes”.

“Hemos agotado todas las instancias para lograr con ellos un diálogo maduro, enriquecedor, donde cada una de las partes puede manifestar sus intereses; no entendemos la racionalidad del reclamo y estamos totalmente en desacuerdo con esta forma de manifestarse, lo consideran un derecho y nosotros entendemos que está encubierto y satisfecho desde el Gobierno de la provincia de San Luis desde el primer momento”, dijo la funcionaria.

Zabala Chacur manifestó: “No podemos tirar por la borda el esfuerzo de tantos meses por algún reclamo que no tiene una racionalidad desde el punto de vista del contexto actual; estamos transitando una pandemia y es un sector al que le falta madurar como sociedad”.

“Tenemos que preservar la paz social y entender que, ante una pandemia, tenemos que respetar protocolos, que lo que buscan es proteger la salud de la población, entonces no podemos ir por encima de las medidas buscando excepciones, porque lo único que logran es poner en riesgo la salud de la población”, explicó.

Y concluyó: “No podemos permitir bajo ningún punto de vista que por una irresponsabilidad de algunos muera gente; hoy, San Luis tiene 1044 casos activos de coronavirus y 26 fallecidos, estamos en una situación donde hay gente que está sufriendo”.

A su turno, en declaraciones a Radio Ciudad, el ministro de Seguridad, Luciano Anastasi, sentenció: “Es un grupo de autoconvocados que dicen ser productores agropecuarios, porque en las reuniones de trabajo con el sector claramente hay un acompañamiento, diálogo y conformación de equipo de donde resultan los protocolos que se están aplicando. Este grupo de autoconvocados no han presentado la documentación que acredite que son productores agropecuarios en la provincia de San Luis, con lo cual ni siquiera los podemos reconocer como tales”.

“Públicamente reclaman un diálogo, el diálogo que están haciendo es una extorsión colectiva anunciada. Ellos reclaman libertad pero, realmente, luchan por intereses individuales y son privilegios”, continuó. “Pretenden ingresar de una provincia vecina sin ningún tipo de control y ponerse en contacto con estos trabajadores y proveedores del campo y los contratistas de San Luis que van al campo a trabajar. Eso significa un riesgo que a ellos no les parece importante”, ejemplificó.