Gremialista docente apoyó los cambios en la Beca al Mérito

AUDIO: CARLOS ROJAS (GREMIALISTA DOCENTE)

{mp3}rojas11042018{/mp3}

 

El profesor Carlos Rojas, directivo de la escuela Martín Miguel de Güemes y gremialista docente, apoyó la iniciativa de modificar el sistema de acceso a la “Beca Puntana al Mérito” que promueve el Gobierno provincial, aunque pidió que se le dé participación a la comunidad educativa.

El Ejecutivo envió al Senado un proyecto que introduce dos cambios fundamentales en el sistema de ayuda financiera para los estudiantes que inician una carrera universitaria: modifica el nombre del beneficio (pasará a llamarse “Construyendo Sueños”) e incorpora como requisito para su otorgamiento un análisis de la situación socioeconómica de la familia del postulante.

Rojas consideró, en primer término, que la implementación de un programa de estas características debería hacerse con la opinión de los sectores de la comunidad educativa. “Para hacer una política educativa integral tiene que estar la palabra del docente: los que hacemos la educación todos los días, los que sabemos la realidad de los pibes, somos los que estamos en el aula. Esto de tomar decisiones unilaterales termina chocando con la realidad, que es lo que le pasa generalmente a las políticas educativas de San Luis”, dijo.

El integrante de la comisión directiva de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) manifestó que las Becas “se deberían profundizar y se tienen que atender casos particulares”.

“No es lo mismo brindarle el apoyo a un chico carenciado, que proviene de un hogar humilde, que sostenerle la beca a sectores que tienen otro tipo de recursos”, indicó. También cuestionó que, en el caso de las escuelas técnicas, un alto porcentaje de materias no se califican con números sino con Aprobado o No aprobado, lo que incidía de manera directa en el promedio general que luego se pedía para acceder a la beca. “Siempre nos quedó la sensación de injusticia, porque el pibe de una escuela técnica no tenía las mismas posibilidades que un chico de un bachillerato”, remarcó.

La Beca al Mérito se comenzó a implementar en diciembre de 2013, bajo la gobernación de Claudio Poggi. El beneficio alcanzaba a los 3 mejores promedios de todos los establecimientos educativos, de gestión pública y de gestión privada, quienes reciben un incentivo económico (en la actualidad es de $5 mil) en el desarrollo de sus carreras universitarias.

El propio Poggi destacó que la beca era igualitaria tanto para los estudiantes de la ciudad de San Luis como para los alumnos de colegios ubicados hasta en los parajes más remotos. Sin embargo, Rojas consideró que esa medida debería modificarse: “Hay que hacer diferencia, las condiciones no son las mismas”.

“La idea (de modificar las becas) está bien, pero pensemos en la gente de menos recursos, los sectores más desposeídos, no en papás que pueden pagar los estudios a sus hijos”, pidió.