Gritó que era amigo del Gaucho Gil, sacó un cuchillo y se hizo varios cortes en el cuello: fue asistido por los médicos

La ciudad de Mercedes, en la provincia de Corrientes, luego de pasar un año sin celebraciones multitudinarias por la pandemia del Covid-19, realizó los festejos por el día del Gauchito Gil, el santo pagano más conocido de la región.

En esta oportunidad, las personas que participaban del festejo en honor al Gaucho Gil presenciaron un episodio inesperado cuando un joven se autolesionó con varios cortes en el cuello. El hecho ocurrió ante los ojos de los lugareños y turistas que celebraban el día de su santo.

El joven fue identificado como Luciano C. y es oriundo de la ciudad de Goya, del barrio Esperanza. Alrededor de las 8 a.m se acercó al lugar y gritó que “el gaucho era su amigo”, sacó un cuchillo y comenzó a hacerse varios cortes en el cuello.

El joven que se autoflajeló en la celebración del Gauchito Gil

Apenas unos minutos antes del inesperado acontecimiento, algunos fieles que estaban cerca avisaron a un efectivo de la policía que en la zona del escenario, en la parte de arriba, había un joven sentado con un cuchillo de aproximadamente 45 centímetros.

Cuando el agente de la Policía de Corrientes se acercó para prevenir alguna situación trágica, el chico le gritó que era “amigo del gaucho” y “¡Viva el gaucho!”, para luego realizarse varios cortes en el cuello, que por fortuna no resultaron ser profundos.

Finalmente, Luciano C. fue atendido por profesionales de salud que estaban en el puesto sanitario del lugar.

La celebración del Gauchito Gil

La celebración al Gaucho Gil reunió este sábado en Corrientes a más de 300.00 personas. Durante la festividad que recibe a devotos de todas partes del país no se hicieron controles de pase sanitario y los protocolos anticovid. 

El festejo comenzó el jueves por la noche en el predio de la Santísima Cruz con la realización de una misa y siguió el viernes con un responso en el cementerio “La Merced” ante la tumba del difunto “santo”. 

A pesar de la falta de control en el evento, las rutas que conducían al santuario estuvieron llenas de puestos de control. “Tenemos 12 puestos en todos los caminos que conducen a Mercedes”, confirmó al comisario Fausto Domínguez, director general de Coordinación e Interior de la provincia de Corrientes, quien además admitió. “Acá hay entre 300.000 y 400.000 personas”. 

Fuente: Crónica