¿Guardiola puede ser el futuro DT de la Selección Argentina?

Una versión surgida desde programas deportivos en los medios generó dispares reacciones: la AFA le ofrecería el cargo de DT a Pep Guardiola, el multiganador entrenador del Manchester City. ¿Será cierto?

Tras el desastroso mundial de Jorge Sampaoli como técnico argentino (que incluyó conflictos internos, insultos a jugadores rivales, poca caballerosidad deportiva con los entrenadores contrarios, pérdida de autoridad ante el plantel, discusiones airadas con sus ayudantes en pleno entrenamiento), la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) espera que el casildense tenga un gesto de renuncia y evitar así pagarle los 20 millones de dólares de indemnización.

El contrato que firmó Sampaoli en 2017 con la AFA es por 5 años. Una recisión unilateral obliga el pago completo de lo acordado. Salvo que el DT renuncie también al dinero. Muy poco probable.

La idea de Sampaoli – y de la AFA – desde un primer momento fue: sacar a la selección adelante en un momento complicado (estaba fuera de la clasificación al Mundial), tratar de hacer un buen papel en Rusia 2018 y comenzar a preparar un equipo competitivo para el Mundial de Qatar 2022.

El objetivo a largo plazo es lo que hizo que el santafesino dejara de lado su gran oportunidad de dirigir en Europa (estaba en el Sevilla) para sentarse en el banco celeste y blanco. Pero la actuación argentina dejó mucho que desear, más allá de los paupérrimos resultados deportivos, y en la AFA no quieren ver más al ex técnico de Chile.

Sucede que la AFA tampoco quiere perder plata. Saben que rescindirle el contrato implicará un millonario gasto que no están dispuestos a pagar. Además todavía están pagando deudas a entrenadores anteriores. Quieren un gesto de Sampaoli que es difícil que llegue.

El DT cedió terreno en sus decisiones en favor de la propuesta de los históricos de la Selección (Mascherano, Biglia, Messi) sabiendo que tras la Copa podría armar su propio equipo, con su sello. Pero el lamentable papel en Rusia lo dejó con un pie afuera.

El retorno desde el país europeo no fue mejor: con el paso de las horas se empezó a desmembrar su cuerpo técnico, con Beccacece a la cabeza.
Los primeros candidatos para reemplazarlo, sin que se haya confirmado su salida, salen de memoria: Cholo Simeone, Marcelo Gallardo, Ricardo Gareca. A ellos se sumó en las últimas horas el gran Pep Guardiola. ¿Cuáles son las posibilidades reales de cada uno?

Simeone extendió su vínculo hace poco con el Atlético de Madrid. Ya le dijo que no en un par de oportunidades a la selección por considerar que todavía “no es el momento”. Sin embargo, hizo circular un audio luego de la derrota con Croacia que bien podría ser un cambio de opinión sobre dirigir a la selección.

Gallardo también prorrogó su vínculo con River Plate hasta más allá del 2020. Además el presidente de la AFA, Chiqui Tapia, y el de River, Rodolfo Donofrio, tienen una relación tensa que podría complicarse aún más si se disputan el DT.

Gareca es el más libre. Terminó su contrato con Perú, pero la Federación de ese país está tan contenta con su trabajo que comenzó a moverse para que lo renueve. El “Flaco” pidió 30 días para analizar su futuro y después responderá, por sí o por no, sobre su continuidad. ¿Estará esperando el llamado de Tapia?

¿Y Guardiola? Pep renovó su contrato con Manchester City hasta 2021. El proyecto del equipo inglés va más allá de la dirección técnica: los dueños tienen también otros clubes “satélite” en distintos países, casi como una multinacional del fútbol. La propuesta es formar y potenciar jugadores en ligas menos importantes para que los mejores lleguen a los “Ciudadanos”. Esa idea es la que encabeza Guardiola.

Es llamativo como la selección Española también está sin DT y no es uno de los candidatos a hacerse cargo del banco. Sucede que está tan identificado con la lucha por la independencia catalana que ni siquiera lo toman en consideración.

En varias oportunidades, Guardiola manifestó su admiración por Argentina como país y por el fútbol nuestro. Incluso a Sergio Agüero y Diego Maradona les dijo, en oportunidades diferentes, que le gustaría dirigir a la Selección albiceleste. Además, fue el DT que mayor provecho le sacó a Lio Messi, en la época en que coincidieron juntos en Barcelona.

Pero también desestimó alguna vez la posibilidad de calzarse el buzo de DT de alguna selección sudamericana: cuando se barajó la posibilidad de que fuera entrenador de Brasil, luego del Mundial 2014, respondió que a las selecciones de Brasil y de Argentina las tienen que dirigir brasileros y argentinos, respectivamente.

Por ahora, como Sampaoli todavía no renunció y nadie sabe a ciencia cierta si lo va a hacer, la posibilidad de ver a Guardiola como DT de la Argentina es tan solo un sueño. De hecho, los responsables de la AFA todavía ni se reúnen con el casildense.

 

 

Por Facundo Insegna.