Gustavo Valdés acusó a Vidal de espiar y ser espiada por el macrismo

En diálogo con El Destape Radio, el diputado nacional Eduardo Valdés (FdT) acusó hoy a la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal de espiar “como muchos” en el gobierno anterior y, a la vez, ser espiada “por el único espiador, que es Mauricio Macri”.

“¿Cuántos vídeos habrá que los compromete como para que salgan a decir como declaración que del único que no dudan es de Mauricio Macri?”, se preguntó el diputado nacional, quien agregó que “muchos” dentro del macrismo “tienen el síndrome de Estocolmo”, en referencia a la teoría de la identificación del secuestrado con el secuestrador.

“Vidal espió, como muchos en el gobierno de Macri, y fue espiada, como muchos en el gobierno de Macri, por el único espiador, que ellos le tienen terror, que es Mauricio Macri”, expresó Valdés.

Además, el diputado se refirió también al Jefe de Gobierno de la Ciudad. Según lo expresó, para Valdés, la misma situación ocurrió con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien se lo espió “hasta en cuestiones íntimas que tuvo consecuencias familiares” y con el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Diego Santilli (JxC), al que “se le metieron hasta en su propia casa contratando de espía al exmarido de su pareja actual”

Con respecto a otras causas de espionaje, el legislador peronista denunció la “misma estrategia” del macrismo de trasladar las causas en la que se encuentran imputados y declaró que “todas las causas duermen en Comodoro Py”, mientras aclaró que “todavía resiste en Dolores” la de las escuchas a los familiares de los fallecidos tripulantes del ARA San Juan.

Valdés señaló que la política no tiene que “descansar” y debe plantearse “la reforma judicial urgentemente” y adelantó que estará acompañando la marcha del “1F” (1º de febrero) por la democratización de la Justicia.

“Esto no es una justicia de aplicación de las leyes, es una justicia del poder”, sentenció Valdés, quien se refirió al encarcelamiento de Milagro Sala como “el símbolo de diagnóstico de cómo está la justicia argentina en el día de hoy”.

El diputado además recordó que a fines de diciembre pasado, el empresario y dueño del Ingenio Ledesma, Carlos Blaquier, acusado por delitos de lesa humanidad por su responsabilidad en la desaparición de 30 personas y 400 detenidos en la conocida “Noche del apagón”, durante la dictadura, fue diagnosticado con un cuadro de deterioro cognitivo que le impediría afrontar el juicio.

“Ver a Blaquier en libertad y Milagro Sala detenida me hace acordar a esa oración que dice ‘la justicia es como la serpiente: solo pica a los que tienen los pies descalzos'”, cerró Valdés.

Fuente: Crónica