Hace 39 años, Lacoste eligió a ‘Don Julio’

Julio Humberto Grondona fue el líder del fútbol argentino, y casi del fútbol internacional, durante 35 años. Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino y vicepresidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado a cargo de la Comisión de Finanzas, ‘Don Julio’ fue el latinoamericano más influyente del deporte mundial, después de Joao Havelange, y un símbolo de días en los que el fútbol profesional se fue corrompiendo peligrosamente. El 06/04/1979, casi un año después que la Selección Argentina consiguiera su 1ra. (y harto controvertida después) Copa del Mundo 1978, Grondona fue presidente de la AFA, con el ‘guiño’ del Proceso de Reorganización Nacional.
Por Urgente 24

Hace 39 años, Lacoste eligió a ‘Don Julio’Julio Humberto Grondona y Carlos Salvador Bilardo, en 1986.
Él fue ‘il capo de tutti capi’, tal como él mismo presumía: “En los 32 años que tengo en AFA he tenido más denuncias que Al Capone y jamas tuve una sanción”, afirmó alguna vez Julio Humberto Grondona.

Oriundo del GBA Zona Sur (Sarandí, Avellaneda), su pasión por el fútbol llegó años antes que su pasión por el dinero y el poder. Tal vez si hubiese triunfado como jugador en River Plate, no hubiese sido dirigente, pero cualquiera explica los resultados con el diario del lunes.

En 1948, con 17 años, Grondona fue fichado por el Club Atlético River Plate, donde se desempeñó como ‘mediocampista organizador’, lo que hoy en día podría ser 8 o 10. En el club hoy en Nuñez llegó hasta la 5ta. División, y luego pasó a Defensores de Belgrano, hasta la 3ra. división. Finalmente fue jugador de Arsenal Fútbol Club, el club que él mismo cofundó el 28/01/1956, junto a su hermano Héctor -centrodelantero y goleador del equipo-, y varios amigos, y que presidió durante casi 20 años, desde 1957 a 1976, cuando asumió la presidencia del Club Atlético Independiente.

En cuanto a la Asociación del Fútbol Argentino, hoy día presidida por Claudio Tapia, nació el 03/11/1934, a pesar de haber sido fundada el 21/02/1893. Alexander Watson Hutton, padre del fútbol nacional, fue el 1er. presidente de la Argentine Association Football League, sin embargo Ernesto Malbec, médico representante de Racing Club, fue el 1er. y más joven presidente de la AFA.

Grondona al frente de Arsenal, ingresó a la Comisión de Fútbol del Club Independiente de Avellaneda, y coincidió con el logro de varios títulos. Luego de algunos años, fue el candidato de Lista Roja a presidente de la institución, y ganó.

En la AFA, luego de 3 años de presidencia de Alfredo Cantilo, entre 1976 y 1979, el abogado representante de Vélez dejó vacante el liderazgo del fútbol argentino que comandaba en la sombras el vicealmirante Carlos Alberto Lacoste, quien había alcanzado un notable protagonismo en la organizacion de la Copa Mundial de Futbol 1978 que quedó en manos de la Armada (comandada por Emilio Massera).

Grondona, previo al estrellato de la AFA y FIFA, fue presidente de Independiente, donde consiguió los títulos de campeón Nacional en 1977 y 1978. En 1979, casi 1 año después que la selección Argentina consiguiera su 1ra. (y controvertida) Copa del Mundo, él fue designado presidente de la Asociación del Fútbol Argentino por recomendación a los otros jefes de clubes de parte del vicealmirante Lacoste, organizador del polémico Mundial, luego del turbio asesinato del general Omar Actis, el 19/08/1976 -fue atribuido a terroristas pero se sospecha que fue una ofensiva del ‘masserismo’-.

Cuando Lacoste buscó un reemplazante para Cantilo, quien se interesó fue Grondona, quien comprendió mejor que otros la importancia de la AFA. Y garantizó a Lacoste su permanencia en una vicepresidencia de FIFA, en nombre de la Conmebol (Confederación Sudamerica de Fútbol), que luego heredaría.

El 06/04/1979, Grondona fue presidente de la AFA, con el ‘guiño’ del Proceso de Reorganización Nacional.

Grondona se consolidó velozmente en el poder que tenía Cantilo y luego lo amplió año tras año, acostumbrado a ser reelegido por unanimidad. Apenas en 2 ocasiones intentaron impedirle la unanimidad que obtuvo en 1979 (35/35), 1983 (30/30), 1987 (31/31).

En 1991 llegó el primer aviso: el ex árbitro Teodoro Nitti fue rival, aunque totalmente aplastado por 40 votos contra 1.

En 2007, tanto Vélez como Independiente votaron en blanco. Al ‘padrino’ no pareció preocuparle.

En 1988, Grondona llegó a la FIFA como vicepresidente, sucesor de Lacoste, pero velozmente consiguió más poder y le concedieron la gestión de ‘la caja’, que logró incrementar: la Comisión de Finanzas. ‘El Viejo’ no entendía una palabra de inglés, y carecía de títulos universitarios, motivo por el cual no llegó a presidente de la FIFA, pero fue el gran respaldo de Joseph Blatter.

En el fútbol argentino, Grondona devino en sinónimo de manipulación en los resultados, los campeones, los ascensos y descensos. Mucho se habló de los árbitros ‘a dedo’ y no por sorteo. También de discrecionalidad en la distribución del dinero de los contratos de televisación del fútbol. De influencia en negocios inverosímiles: las cámaras de seguridad en los estadios, que nunca se utilizaron correctamente; los molinetes y tarjetas magnéticas para ingreso a los estadios, luego eliminados; la tolerancia con los barrabravas; la imposición del millonario sobrecosto a los clubes de los operativos de seguridad que fungían sobresueldo para los agentes policiales; la utilización de la AFA para beneficio propio.

No había acuerdo comercial importante que se aprobara sin la aprobación de ‘Don Julio’, mientras licuaba el poder de los clubes grandes e incrementaba el de los clubes pequeños, a los que concedió igual poder de decisión que a los otros, que le costaban menos manipular.

Además, de los 5 clubes grandes, 4 descendieron con ‘Don Julio’ en la AFA, con la excepción de Boca. Grondona colisionó, y doblegó a Mauricio Macri cuando era titular del club e intentó iniciar cambios en la estructura del fútbol con la creación de un fondo de inversiones propietario de los derechos federativos y comerciales de los jugadores, posible paso previo a la conversión de las asociaciones civiles sin fines de lucro en sociedades anónimas.

También domesticó a Diego Armando Maradona cuando éste lo criticó y enfrentó, en especial luego de Italia 1990 y el traumático doping de USA 1994.

Grondona fue el gran facilitador de Carlos Ávila (Torneos y Competencias), quien buscó a Grupo Clarín como socio, en el inicio de la televisación de los partidos de la liga local.

Y ‘Don Julio’ llevó a prisión a Daniel Lalín cuando, desde Racing Club, éste intentó romper el cartel de clubes que lideraba la AFA para la televisación de los partidos. Lalín afirmaba que Racing estaba subcomercializado y reclamaba una negociación independiente, que le daría más ingresos.

La gran jugada final de Grondona fue cuando traicionó a Grupo Clarín, negoció con los Kirchner e introdujo el estatal Fútbol para Todos, ruinoso para el Fisco pero muy rentable para la AFA y los dirigentes de los clubes, a la vez que le concedía al poder político una gran victoria sobre su gran adversario, Héctor Magnetto.

‘Don Julio’ falleció a los 82 años de edad el 30/07/2014, consiguiendo el subcampeonato de FIFA en Brasil 2014, y antes que explotara el enorme escándalo sobre corrupción, sobreprecios y lavado de dinero en la organización con sede en las afueras de Zúrich (Suiza). Precisamente las áreas que gestionaba Grondona fueron motivo de una investigación de la Justicia estadounidense que llevó a varios a prisión.

Por ejemplo a quien fue el socio y CEO de la empresa Torneos, Alejandro Burzaco. También comprometió al ex referí Abel Gnecco, representante de la Argentina en la Comisión de Árbitros de Conmebol.

Pero en los días de Grondona, la AFA consiguio varios honores que mejoraron la cotización del fútbol argentino: el Campeonato Mundial de Fútbol México 1986, el Subcampeonato de Italia 1990, 2 medallas de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008; y las Copas América 1991 y 1993. También se construyó el Complejo Habitacional Deportivo de Ezeiza, paa las Selecciones Nacionales.

Fuente: