Hacé unos deliciosos grisines caseros

Los grisines son llamados en España colines, dependiendo la zona. Son un acompañamiento perfecto para varias comidas, y también aportan ese necesario toque “crunchy” que a veces un plato necesita.

Esta receta trascendió el tiempo y el espacio, hoy se replica y cada uno le pone su impronta. Los grisines se sirven junto al pan, también en las picadas o para acompañar quesos o fiambres.

En los servicios gastronómicos es un aperitivo que se brinda junto a un dip de quesos o salsas.

Usualmente en restaurantes italianos, se hacen estos grisines o palitos crujientes y alargados. Hoy es más común verlos en todo el mundo, también se saborizan con queso, pimentón o semillas. 

Ingredientes

  • 150 gramos de harina
  • 5 gramos de levadura fresca
  • 6 gramos de sal
  • 1 cda de sal
  • 70 cc de agua aprox.
  • 20 gramos de mantequilla

Preparación

  1. Tomamos un bol, colocamos todos los ingredientes y solo ¾ de agua: si necesita más agregamos el resto.
  2. Hacemos un bollo que debe quedar liso y suave.
  3. Envolvemos en un film y reservamos en la nevera por 20 minutos.
  4. Luego estiramos la masa, formamos un rectángulo y cortamos los grisines.
  5. Precalentamos el horno a 180 ºC o 350ºF.
  6. Con la placa engrasada acomodamos los palitos y cocinamos por 7 minutos o hasta que estén dorados ¡y listo!

Fuente: MDZ