San Luis 24 Noticias

Henrique Cymerman: “Los acuerdos con Israel son una reacción en cadena”

TEL AVIV.- Henrique Cymerman, periodista experto en Medio Oriente , fundó en el más absoluto de los secretos la Cámara de Comercio e Industria Israel-Países del Golfo y Jordania, en febrero pasado. Su creación se dio a conocer junto con el Acuerdo de Paz con los Emiratos Árabes Unidos: “estábamos esperando el momento indicado para lanzar una acción coordinada y comunicarlo”, asegura Cymerman. De estrechos contactos con los mandatarios de los países árabes, el periodista explicó los factores que hicieron posible los acuerdos de paz entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein , y analizó de qué manera el mundo árabe se encamina hacia nuevos procesos de normalización de relaciones.

Hasta el 13 de agosto de 2020, Israel tenía solamente dos acuerdos de paz con países árabes: con Egipto , firmado en 1979, y con Jordania , sellado en 1994. Ese día Donald Trump sorprendió al mundo con un histórico anuncio: Israel y los Emiratos Árabes Unidos habían alcanzado un nuevo acuerdo de paz, llamado Acuerdos de Abraham, que se firmaron hoy en la Casa Blanca.

La Corte se negó a resolver ahora el “pedido urgente” de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi
Ads by

El 11 de septiembre, en medio del Shabat en Israel, llegó el segundo anuncio: esta vez, el acuerdo era con Bahrein.

-¿Por qué llegan ahora estos acuerdos de paz, después de 26 años?

Es el resultado de un proceso de los últimos 10 años, donde la realidad alrededor de Israel cambió brutalmente. Como resultado de las revoluciones árabes surgieron nuevos fenómenos: cayeron líderes con décadas en el poder, como Hosni Mubarak y Muammar Khadafy, y surgieron dos grandes enemigos comunes a Israel y la mayoría del mundo árabe: Irán y Estado Islámico (ISIS). Los Emiratos empezaron a acercarse a Israel en 2011 de forma muy gradual. Fui muchas veces y vi cómo tenían una enorme curiosidad por Israel, hasta que llegaron a la conclusión de que aproximándose podrían lograr reforzarse, defenderse y ayudar a los palestinos. El acuerdo se hizo secretamente, fue dirigido por el jefe del Mossad. En Bahrein hay todo tipo de vínculos históricos: una comunidad judía con personas muy influyentes e instituciones judías. Hay gente de la Casa Real que incluso pasó tratamientos delicados en Israel, en secreto. El acuerdo ya estaba escrito, esperaban la luz verde de Arabia Saudita. Lo que está sobre la mesa es una posible reacción en cadena: habrá más países en los próximos meses, países del Golfo y del norte de África. En ambos casos, fue Donald Trump -ahora nominado al Premio Nobel de la Paz- quien primero anunció los acuerdos mediante su cuenta de Twitter. Solo después Benjamin Netanyahu , primer ministro israelí, se refirió al tema.

Qué dijo el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, sobre la salida de empresas del país
-¿Por qué los anuncios de paz los hace primero Trump y cómo pueden influir en las elecciones?

-Estados Unidos es el casamentero, tienen mucho poder e influencia sobre los Emiratos e Israel. Trump tiene sus propios objetivos, de carácter electoral. No tuvo muchos éxitos en política exterior, y al menos puede presentar esto, pero no creo que influya mucho en las elecciones. El 70% de los judíos norteamericanos votan tradicionalmente al Partido Demócrata.

-En función de la información que manejas, ¿cuáles serían los próximos países en firmar acuerdos de paz?

El próximo será el Sultanato de Omán, donde estuve también, y con el que hay un vínculo secreto hace años. También Sudán, donde los generales están dispuestos a hacer este paso, a cambio de que se lo deje de considerar como un país que apoya al terrorismo. Y Marruecos, que está preparando el terreno, a la espera de que Arabia Saudita , que aplaude la decisión de los Emiratos, lo haga.

-¿Por qué Arabia Saudita le daría la luz verde a un país si ellos aún no firman la paz?

Existe un acuerdo de facto , no oficial, sobre ciertos temas. Israel tiene todo tipo de negocios con Arabia Saudita, el príncipe heredero, Mohammed ben Salman , mantiene un vínculo muy discreto con el gobierno israelí. Hay una relación debajo de la mesa que puede cambiar cuando Mohamned ben Salman sea nombrado rey. Hay una lucha entre los líderes jóvenes y la vieja guardia, que sigue pegada al paradigma anterior diciendo que sin un acuerdo con los palestinos no puede haber relaciones diplomáticas.

-¿Cómo le parece que juegan las siguientes variables en este Acuerdo de Paz: el plan de anexión parcial de Cisjordania (apoyada por Trump con El Acuerdo del Siglo), Irán como enemigo común y la tecnología israelí?

-La anexión es una carta de negociación menor en este momento, un pretexto. Los enemigos comunes son definitivamente el disparador de este proceso.Creo que las variables que también juegan son: la llamada “Startup Nation” -una nación de emprendedores- la nueva generación del mundo árabe y el poderío israelí. Israel, un país que tiene 72 años de guerras y conflictos, consiguió tener más empresas de tecnología en la NASDAQ que todos los países de la Unión Europea juntos. La nueva generación árabe piensa por qué ellos no pueden gozar de eso y tener compañías e iniciativas comunes y conjuntas.Hay otro elemento que escuché en países que visité como Emiratos, Arabia Saudita, Egipto y Jordania, relacionado con la Guerra de Yom Kippur de 1973: ellos ahí llegaron a la conclusión de que no pueden doblegar a Israel en el campo de batalla.

-Y si en un tiempo Israel volviera al tema de la anexión, ¿cree que estos acuerdos podrían correr peligro?

-No se va a volver al tema de la anexión en un futuro cercano. Si ocurriera, creo que los Emiratos tendrían que tomar medidas serias. Desde que Israel firmó la paz con Egipto, hubo guerras e intifadas, y en ningún momento un gobierno egipcio decidió cortar relaciones con Israel, porque es un interés estratégico para ambos países. Creo que con tanta facilidad no se rompen acuerdos.

-En una entrevista periodística anterior usted dijo: “Israel tiene interés en llegar a algún tipo de acuerdo con Palestina”. ¿Qué acuerdo cree que Israel quiere lograr?

-Independientemente de lo que ocurra del lado palestino, que en este momento tiene una fuerte crisis de liderazgo, hay un cambio generacional que va a llegar y es necesario, porque Israel tiene interés y una necesidad estrátegica de llegar a un acuerdo que le permita delimitar una frontera reconocida internacionalmente y que pueda tener una mayoría clara de población judía y una democracia

LA NACION